sábado, 17 de mayo de 2014 |

Eternos

Si pudiera vivirte para siempre, lo haría.
Ayer tuve la suerte de vivirte.
Hoy te vivo.
Seamos eternos.
Vivámonos como lo harían aquellos que ya aceptaron que la muerte los vendrá a buscar pronto.
Ardamos en abrazos que iluminen el mundo.
Seamos la ceniza que se cuela bajo las raíces, seamos humus, seamos vida.
Seamos eternos, amor.
Y alejémonos del mundo una noche cualquiera fundidos, tomándonos de la mano.