sábado, 31 de diciembre de 2011 |

Abriendo las puertas... [Balance 2011]

Otro año más se va. otro más y parece que se pasan cada día más rápido. Cuando lleguen las 12 me encontraré lejos de la mesa familiar, pero el ambiente sin duda estará colmado de buenas vibras, junto a dos señores amigos.
La vida me puso a prueba conmigo mismo más que nunca este año, repleto de despedidas y regresos. De finales y comienzos. De decisiones que se tomaban con valor, porque solas no se iban a tomar.
Este año ha sido una enorme experiencia de vuelo que de a poco, día a día, mes a mes, se fue llenando de mil situaciones, personas, caídas y triunfos, decepciones y alegrías... este año sin dudas fue distinto. Costó arrancarlo y la verdad que cuando menos lo imaginé ya había pasado por completo.

Esta jaula color vida que es mi cuerpo, hoy a las 12 de la noche abre sus puertas enrejadas y deja ir.
Dejo ir a todas aquellas fieras que me lastimaron y me hicieron mal. A todos esos fracasos y rechazos que tuve que vivir. Dejo ir a todo aquello salvaje y tóxico que oxida mis esquinas y mis techos, mis suelos y mis espacios entre hierros.
Que vuelen y se alejen, gritando, chillando y quejándose.
Sé lo que quedará, se lo que quiero conservar aquí.
Donde antes hubo prisión, haré un vivero enorme, de esos que mamá siempre soñó con tener. Y con esa mano verde que ella tanto me inculcó que debo tener, haré crecer árboles de brotes, de esas semillas que personas y momentos únicos me han regalado.
Deseo cosechar lo que me hace bien, nada de hierbas malas o malos cultivos. Quiero, deseo y espero que si dejo las puertas abiertas de par en par, esperanzado de que la lluvia lo riegue todo y oxide las bisagras dejandolas fijas hacia afuera, todo comience de a poco a aumentar, a crecer, a reverdecer aunque me encuentre en el día más frío del invierno.
Hice mucho en 2011, pero quiero hacer del 2012 un año que haga de mil el mejor "jardinero" que mis días puedan tener.

Deseo a todos que consigan, que se animen y que logren mantener tener abiertas las puertas de vuestras propias jaulas y que este año que comienza traiga muchos más detrás llenos de entendimiento, felicidad y buenos brotes.

"Las fieras se cansan si nuestra atención está volcada hacia los brotes. Seamos jardineros que cultivan momentos que atesorar. Dejemos que el tiempo y las trampas se hagan cargo de animales tóxicos que intenten atentar contra lo que está dentro de los límites de nuestras vidas." Sudden Inspiration 31/12/2011


MUY FELIZ AÑO 2012!

Juan
viernes, 30 de diciembre de 2011 |

Y van 3...

94.608.000 segundos
1.576.800 minutos
26.280 horas
1095 días
156 semanas

O simple (ja!) y llanamente (como si el camino hubiera sido todo liso, no?) ... 3 [TRES!] años con vos.



Juan
martes, 27 de diciembre de 2011 |

Lecciones de vuelo.

Irme de nuevo a la ciudad luego de pasar poco poco más de un día en el pueblo por Navidad, me dejó 13 horas para pensar y repensar muchas cosas.
En la segunda mitad del año mi vida dio un giro bastante importante y decisivo. Mi familia siempre estuvo aquí -donde sea que esa palabra se refiera- como el primer día, dándolo todo por mí y, tardando más o menos, siempre confiando en que lograría mis objetivos.
Recuerdo haberme sentido en Febrero el pichón rebelde del nido. Ese que no importa cuantas advertencias se le digan, se arrojará sin pensarlo (en apariencia) dos veces. Y bueno, confieso que a veces no puedo evitar pensar que soy egoísta o injusto. Es la contínua discusión entre mis alas y mi pico.
Pero la verdad es que ya me lancé hace rato y, aún dando tumbos, estoy volando.

¿Qué por qué elegí volar lejos del nido?
Porque confío en que las lecciones de vuelo que me dieron fueron, son y serán las mejores que un pichón atontado, testarudo y soñador como yo jamás podrá tener.

Juan
domingo, 4 de diciembre de 2011 |

La adicción más bella.

Sucumbirá tu cuello a mis besos,
rendidas tus rodillas
dejarán su firmeza,
tu pulso temblará,
las pupilas se dilatarán
sin que siquiera te des cuenta.
Buscarás mis caricias una tras otra.
Será la adicción más bella
volverme el dueño de tus besos.
Tu pelo y mis manos serán íntimos amigos,
mis dedos y los tuyos se entrelazarán
al compás de nuestros corazones.

Un día, no muy lejano, estarás conmigo...
Ambos, al fin, abrazados.

Juan