jueves, 28 de julio de 2011 |

Una gota cae.

Amigo "x" dice:
*el otro día
*lo miraba
*lo miraba
*y dije
*OMG
*está pasando de nuevoooooo

Juan dice:
*eso es ge-ni-al

Amigo "X" dice:
*sii
*fue raro
*no lo podía creer

Juan dice:
*ocurre
*ocurre y te cae como si fuera una gota en la superficie del agua
*no sabés como se llenó de agua
*o de sangre
*de repente sentís que UNA GOTA CAE
*como si fuera la primera
*y en realidad es la última
*la que hace esas onditas redondas, todas perfectas
*y vos estás ahí, de nuevo, de pie
*sintiendo como una sola persona puede concentrar tu energía
*tus sueños, tus deseos
*pero a la vez tus peores miedos, inseguridades y pesadillas
*y sabés que no vas a parar de cometer idiotez tras idiotez por él
*y decís: AH, YO ME PODIA SENTIR ASI? ESTO SE SENTIA?
*y te transformás en un manojo de nervios porque querés sentirlo
*porque esa persona es especial
*y de repente... a los 10 minutos ya volaste lejos de donde estás imaginando de que color será la ropa que usarán para casarse
*y si llamarán a su perro Bobby o le pondrán un nombre menos común...
*Y TE FRENAS
*vas a tener que ir gota a gota, ¿no?
*asi como sin darte cuenta, como te paso hasta ahora
*llenándote de todo lo que esa persona significa y es para vos
*GOTA A GOTA... seguro, disfrutando cada momento juntos,
*PORQUE SI LO VALE, ENTONCES VALDRÁ LA PENA haberte despertado cuando cayó esa gota.

Juan
viernes, 22 de julio de 2011 |

Crecer.

6:37 am con otra noche de sueño cortado e insomnio.
En mi habitación duermen mis dos hermanos menores. Me resulta tan raro llamarlos "menores". Crecieron (vaya si lo hicieron) y dejarlos fuera como cuando eran dos pequeños, ruidosos y molestos hermanitos ya no es una opción. Sus problemas son ahora el estudio, las mujeres y el futuro. Adolescentes distintos, se nota, como lo fuimos mis dos hermanos mayores y yo.
Victor, el mayor, con su comprensión y su nosequé que lo hace encontrar un chiste de la situación mas insólita, sacando risas de la galera, pero a la vez, poniendo el pecho (y el resto del cuerpo) a las balas al estilo Clark Kent. Conozco pocas personas que estén tan interesadas en formarse una vez tras otra, buscando mejorar siempre.
Liliana, una madraza de 26 años calco fiel de mi vieja, preocupada por sus 4 "hombrecitos" y entregando abrazos y sonrisas de esas que te dejan pidiendo más. Creyendo toda su vida que la energía positiva y las plantas le hacen bien a uno, que uno tiene que romperse el lomo y llegar lejos sin rendirse, porque si uno quiere algo solo es cuestión de buscarlo y buscarlo bien.
Yoel, un hueso duro de roer como lo es mi viejo y como lo soy yo. Una persona que habla poco, pero escucha mucho. MUCHO. Y quizás no use tanto las palabras, pero con la música y la mirada lo dice todo. Cree que puede (Y PUEDE). Se rebela contra algunas cosas que el resto simplemente acepta. Un tipo que, cuando una mujer se de el honor de quererlo para sí, demostrará al mundo como debe amarse DE VERDAD.
Jeremías, el gran pequeño. Soñador y liberal. Vuela raso y a veces alto. PERO CONFÍA. En sí mismo y en su sangre. Tiene plena conciencia de que vive hoy por hoy y abraza como poca gente lo hace. Siempre espera que todo el mundo LOGRE lo que desea. Motiva escucharlo hablar y causa gracia la pasión con la que encara algunos temas, sobre todo si se tratan de sus pasatiempos preferidos.

Y finalmente yo, Juan. El del medio, el tercero de cinco. Escritor. Amante del café y enemigo número 1 del cigarrillo. Ofideofóbico. Soñador empedernido. Delirante. Insomniado. Con un concepto de amistad similar al de hermandad. Orgulloso. Celoso. Fiel a mi corazón (para algunas personas esto es demasiado, un defecto podría decirse). Memorioso del tipo "perdono, pero no olvido". Odio la impuntualidad y muchísimo más la duda o la incertidumbre. Autocrítico. Filósofo barato, bien bien barato. Decidido...

Todos crecemos y creemos. En el mundo, en el resto, en nosotros mismos, en mayor o menor medida. Todos tenemos que creer en algo, ¿no? Hasta quienes no creen en nada, creen en algo.
Recuerdo que mi vieja un tiempo atrás me dijo: "Crecer duele". Y vaya frase, ¿no?. Flor de realidad descubrí cuando lo dijo.
Caminar lejos, hacer tu camino, con todos y cada uno de tus defectos y virtudes, errores y aciertos, es crecer. Y duele. TIENE QUE DOLER. Quizás lo que duele es darte cuenta que te equivocabas y ahí, con el error cometido crecés. O te alejás tanto que la extrañitis te puede y caes en cuenta de lo mucho que vale tu familia y todos tus seres queridos para vos. O el mundo te recibe con brazos abiertos, te gasta una buena paliza y vos te levantás, viendo a tu alrededor a aquellas personas que de corazón están dispuestas a ayudarte. Quizás sean menos de las que crees; por ahí te llevás la sorpresa de que son muchos más.
Vivir. Crecer. Creer. Creer en algo. O en alguien. ¿Y si ese alguien en quien crees sos vos mismo? ¿No me enseñaron desde que era chico a que para estar bien con el resto, antes tengo que estar bien conmigo mismo? Debo saber quien soy yo y que quiero de este mundo, para poder caminar entre las personas que lo habitan con la frente en alto. Y eso va a costarme, obviamente. Va a costarme y lo tengo muy claro.
YO CREO EN MI. CONFÍO EN MÍ. TENGO FE EN MÍ. Y se que dolerá. Dolerá como una buena cachetada de realidad. Al resto también le dolerá. La vida duele... sólo que está en uno mismo decidir cuánto dejamos que duela y cuanto pasamos luchando para vivirla, aplacando o eliminando el dolor.

Crecer duele, pero es inevitable. Todo, tarde o temprano en esta vida, es inevitable. Y cuando descubrís quien sos, que querés (y a quién querés a tu lado) en tu vida, te das cuenta que solo tenes que ir por ello. Porque nadie va a hacerlo por vos.
Crecer duele y por eso, si lastimo a alguien, pido disculpas por anticipado. Estoy haciendo mi vida, viviendo mi vida, teniendo en claro día a día que quiero en ella. Porque lo tengo en claro. Entonces pueden acompañarme y darme la mano (o el hombro para llorar, cuando deba hacerlo) o bien pueden creer que nunca lo lograré y que sólo tendré dolor... y observarme con sus "te lo dije" entre los labios.

CRECER DUELE. Y YO COMO MIS HERMANOS, Y EL RESTO DEL MUNDO, VIVIMOS CRECIENDO. SIEMPRE... CRECIENDO.

Juan
lunes, 18 de julio de 2011 |
HOY ME PONGO DE PIE Y DIGO: NO.
NO A VOS, QUE QUERÉS JODERME LA VIDA.
NO A AQUELLOS QUE QUIEREN ADIVINARME
LOS ACIERTOS Y LAS DESDICHAS
NO A TODOS QUIENES CREEN
QUE SABEN MÁS O MEJOR
SOBRE QUIEN SOY O LO QUE HAGO
SI LO QUE DEJO DE HACER,
O SI HE ESTADO PELEANDO EN VANO.

NO A LA GENTE QUE NO TIENE VIDA
PROPIA, NI DEL VECINO, NI DE SU FAMILIA
Y SE QUIERE OCUPAR DE UNO
CUANDO NO PUEDEN NI RECORDAR
QUE SOÑABAN O QUE ASPIRABAN SER
CUANDO MIRABAN A LOS ADULTOS
PARADOS SOBRE UNA SILLA.

BASTA DE METERME EL DEDO EN LA LLAGA
DE DESMOTIVAR GENTE,
DE JODERLES EL DÍA.
HACER Y DEJAR HACER
LO QUE EL OTRO QUIERA Y DECIDA
SI ES SU BIEN Y SU ELECCIÓN
SI TIENE UN PLAN HOY EN DÍA
Y QUIERE LLEVARLO A CABO
JUNTO CON UNA O MAS PERSONAS QUERIDAS.

NO A LA GENTE FALSA, CISAÑERA
REBUSCADA, HINCHAPELOTAS,
QUE TE ATURDE LA CABEZA
CON SUS GRITOS Y MENTIRAS.

HOY ME PLANTO Y DIGO NO!
NO! Y PUNTO. ES MI VIDA.
YO DECIDO. YO ACIERTO.
ME EQUIVOCO: MIS HERIDAS.
MIS BATALLAS. MIS LAMENTOS.
MIS DOLORES. DÍA A DÍA.

A PLANTARSE Y DECIR: ¡NO!
A LA GENTE ENTROMETIDA.
DESDE AHORA Y DESDE HOY
CADA UNO EN SU VIDA.

Juan
lunes, 11 de julio de 2011 |

"Lecter-leproso"

Estoy trabajando en una nueva novela. Distinta, MUY distinta a "La Esfera de las Cenizas".
Es difícil escribir cada página, cada personaje tiene que estas esquematizado y no puedo volar mucho más allá de la forma y el contexto. No puedo usar la ciencia ficción y sus amplios recursos para hacerme de visiones o sueños premonitorios, esta vez es (sin desmerecer al duro trabajo que me llevó a escribir las dos novelas anteriores) una escritura mucho más adulta, más terrenal podría decirse.

"A la sombra del Hare Krishna" es un policial. Una Novela Negra que espero esté a la altura del concurso en el que voy a participar.
En estos días me siento bicho raro, como si escribir me diera un título de asesino serial con lepra que hace que el mundo parezca mucho menos complicado que el interior de mi cabeza.
Gracias a Dios tengo amigos que soportan mis locuras y mis eternas conexiones entre la novela, sus personajes y la realidad. Aunque hay otras personas que me miran con cara rara... supongo que los que no sabían que escribía se terminarán por acostumbrar.

Agradezco que me tengan paciencia porque no es fácil para mí, reconociendo que soy nuevo en este estilo, y que tengo un plazo que cumplir si quiero entrar en el concurso.

Espero poder terminar a tiempo y al menos presentar algo en lo que, creo yo, me va mejor que en otros ámbitos.
Es bueno sentir que algo en lo que has trabajo tanto tiempo, y te ha causado tanto insomnio, tiene al fin sus frutos. 3 veces ya ocurrió en mi vida (dos de ellas con las novelas anteriores) y la verdad que una cuarta no estaría para nada mal.

Hoy más que un posteo fue una especie de reporte de situación.
Lecter-leproso finiquitó su transmisión.
Cambio y fuera. Gracias por leerme. Hasta la próxima.

Juan
domingo, 3 de julio de 2011 |

Cuando te animes a dar el paso.

Hey vos...
cuando te animes a dar el paso
sabés que voy a estar.
Y si querés que lo demos juntos,
sin más, lo damos.
Y si pasa que te empujan,
yo haré imposibles para que no caigas.
Y si sentís una mano en el hombro,
no dudes, será la mía.
Y ese abrazo que aplacará el frío,
creeme, será el mío.
Y si alguien te grita
yo cantaré más alto
canciones de nuestra lista
para aplacar sus gritos
y provocar risas en vos
por mis sonidos desafinados.

Hey vos...
cuando te animes a dar el paso
será por mí y no por otro.
Porque yo me siento listo
y que el mundo se quede callado
y si no se calla de nuevo
puedo aplacarlo cantando
preparando mil y un cenas
desayunos, y regalos.
Mil abrazos, con tormentas
de invierno y de verano.
Primaveras con sus brisas
otoños con sus cosquillas
y el perro peleando al gato.
Una vida con vos y punto
y hoy si querés firmamos
un PARA SIEMPRE en tinta,
color sangre y color llanto.

Hey vos...
cuando te animes a dar el paso
estaré de pie para quien quiera
opinar aún no sabiendo,
hiriendo o intentándolo.
Así es NUESTRA vida
así es NUESTRO pacto
yo por vos
vos por mí
y el mundo, si quiere, observando
y sino con media vuelta
ya se puede ir marchando.

Hey vos...
yo ya estoy listo
para dar cualquier gran paso
o mínimo, pero por vos.
Y te espero, porque te amo.

Juan