sábado, 28 de mayo de 2011 |

Mientras camino: regreso.

La luna creciente se esconde
tras las invisibles nubes
en la noche oscura.
Las luces de la ciudad
eclipsan el brillo
de las estrellas,
y los miles de carteles y semáforos
elevan su aura en el aire.
Varios son los caminantes
que regresan a sus casas
con las energías gastadas
y la sangre alcoholizada.
Yo no. Camino. Solo.
Abrigado y despuntando el vicio.
Mi vicio.
Observar, escribir, filosofar...
Y los taxis que danzan
sobre las sendas peatonales,
frenando en cada esquina.
Sigo caminando.
El camino a casa se reduce.
Hace frío.
Y pienso, como siempre,
en que no tengo una gota de sueño.
Será que en vez del alcohol,
el café sí es lo mío.
El café y las palabras.
Los perros y los amigos.
La sinceridad, las charlas,
los abrazos,
pero no el frío.
Un eterno caminante,
entre borrachos y ruidos,
de una ciudad que no duerme,
de unos pasos bien seguidos,
firmes y bien constantes.
Todos y cada uno MIOS.

Ángelos

Mientras camino: ida.

La noche congela suspiros
de caminantes solitarios,
como yo.
Tengo un camino,
tengo un destino...
y aún así mis pies necesitan
que mi razón lleve el ritmo.
No puedo evitarlo.
A veces simplemente olvido.
Mi corazón, que no olvida,
siempre me mantiene vivo;
pero la razón, creyéndose fuerte,
hace que atente contra mi mismo.
Si yo se como son las cosas,
pero más que saber, las vivo...
Si yo siento en el pecho
cuando es verdad lo que digo...
¿Por qué necesitan mis pasos,
ser guiados en este frío?
Porque sí. Porque me afecta.
Porque lloro. Porque sonrío.
Porque me alegro. Porque me enojo.
Porque reacciono.
Porque amo,
con todo el cuerpo,
aunque haga frío.
Porque el invierno,
la vida, el mar,
me mantienen lejos
de un amor como nunca antes MÍO.
Porque esta noche
dormiré solo de nuevo.
Porque cuento un día menos,
aunque aquí avance
el otoño engrisecido.
Porque amo. Porque sueño.
Porque lucho. Porque confío.
Mi corazón no miente,
cuando siento su todo... mío.

Ángelos
viernes, 20 de mayo de 2011 |

Incomprendidos e Ignorantes...

El que te mira por sobre el hombro cuando pasas por al lado.
El que te grita atorranta porque llevás escote.
El que habla mierdas de vos sólo porque sacaste dos perros puntos más en un exámen.
El que envidia los cojones (u ovarios) que tuviste para decirle a tus viejos que no te gustaba el sexo opuesto.
El que por tener 100 pesos todos los días en la billetera se cree mejor que vos.
El que te trata de loco o rebelde cuando querés que las cosas sean diferentes.

Por loco. Por tu apellido. Por tu familia. Por tu inclinación sexual. Por tus gustos. Por lo que sea que la vida te haya dado o quitado. Por que para ponerse en los zapatos del otro hay que tener valor, paciencia, entendimiento y sobre todo una empatía como todo Buenos Aires entero...


LA DISCRIMINACIÓN SÓLO ES IGNORANCIA. Así que, para los incomprendidos y para los ignorantes... NO ALIMENTEN LA BRONCA... LLEGUEN AL CONSENSO.

Ángelos

Con vos...

Con vos física,
con vos química,
con tus lunares, matemáticas;
con tus besos, biología;
con tus ojos, dibujo y fotografía;
con tus pies, geografía;
con tus cicatrices, historia;
con tus caderas, anatomía;
con tus dedos, artes culinarias;
con tu cuello, mis besos con puntería;
con nuestras palabras, filosofía de vida.
Con vos no quiero que quede
ninguna asignatura perdida,
ni pendiente, ni desatendida.
Con vos física,
con vos química...
...hoy, mañana y hasta el fín de mis días.

Ángelos
martes, 17 de mayo de 2011 |

Las piedras no lloran

Recuerda que en la vida hay viajes solitarios, pero hay otros que sólo si los haces acompañado puedes concretarlos. Las distancias serán largas, los tiempos tiranos, y los incrédulos miles... cómo así también las piedras en el camino. Aunque no dejan de ser eso: PIEDRAS.
Entonces, tan sólo pasa a su lado y sigue caminando, o construye un castillo para los peregrinos a un costado del camino.
Pero no llores por las piedras, porque ELLAS NUNCA LLORARÁN POR TÍ.


(dedicado enteramente a una persona especial)

Ángelos
miércoles, 11 de mayo de 2011 |

Máximas de un Soñador-Realizador

(Las siguientes palabras fueron, y aún son, ORO en mi vida. Quizás a alguien puedan servirles. Es un posteo abierto... en el futuro podría hacer otros que lo continúen o complementen).





Máximas de un Soñador-Realizador

- Alimenta tu fuerza de voluntad con las palabras de aliento, pero también con las de aquellos que buscan frustrarte.
- Utiliza las utopías como motor para alcanzar tus sueños.
- Existen cosas fáciles de conseguir, pero no te acostumbres a ellas. Así como las consigues, igual puedes perderlas.
- Entiende que difícil NO es sinónimo de imposible.
- Ejercita la paciencia. La necesitarás en los días grises donde se desdibuje tu horizonte.
- Se fiel a ti mismo y no tengas miedo a decir o hacer lo que sientas.
- Recuerda que las personas que suelen señalarte con el dedo, murmurando sobre lo arriesgado, estúpido o inmaduro de tus decisiones, son los primeros que mueren de ganas de ser así, pero no se lo permiten a si mismos.

(... Mamá siempre me decía que cuando soplaba un diente de león -o "panadero"- tenía que pedir un deseo, y las partes de él llevaban el deseo directamente al cielo, para que a su debido tiempo se cumpla...)

Ángelos
jueves, 5 de mayo de 2011 |

Hacia el suelo de este mundo...

Atraviesa mis pestañas
sin pedir permiso,
desciende por mi mejilla
en dirección al mentón,
recorre el cuello
como quemándome,
zurcando el camino donde,
bajo la piel,
reposa mi nuez de Adán.
Sigue su curso soberbia
a traves de mi pecho,
llegando a mi abdómen,
tomando una curvatura
para esquivar a mi ombligo.
Lejos de mi zona prohibida
zurcando mi muslo
por sobre un par de cicatrices
de cuando era solo un niño
y alcanza mi rodilla
antes de descender en picada
hacia mis pies
tocando el suelo
segundos después de acariciar mi talón.
Su hermana gemela,
salida de mi otro ojo
ni siquiera alcanza el mentón;
tu dedo sobre mi mejilla
se opone a dejar
que otra de mis lágrimas
caiga al vacío
en salto mortal
hacia el suelo de este mundo...

Ángelos
miércoles, 4 de mayo de 2011 |

Pertenezco

Pertenezco
a tus brazos abiertos
a los pliegues de tus sábanas
a tus besos bien profundos
a los rasgos de tu cara.

Pertenezco
a tus montañas lejanas
a tus viñedos tan vastos
a tus cielos estrellados
a tus mares mediterráneos.

Pertenezco
a tu luz y a tu oscuro
a tus ojos tan brillantes
a ese verde evanescente
al marrón esperanzante.

Pertenezco a vos
a tu cuerpo
a tus miedos y tus alas
a tus idas y venidas
y a una tarde soñada
donde en un árbol marcamos
nuestras iniciales claras.

Pertenezco
así, sin más
a las pecas en tu espalda
a tu piel tan blanquecina
que me enciende tanto el alma.

Ángelos
martes, 3 de mayo de 2011 |

El destiempo del escritor


Ya no me es extraño el saber que muchos de mis tiempos recorren la ruta del salmón en comparación del mundo. Pero, a todo eso, debo sumarle el hecho de tener la hermosa pasión por la escritura.
Soy de los que cree que, aunque dirigida, la escritura debe nacer desde dentro, no inducirse (al menos las pocas veces que lo he intentado, los resultados han sido nefastos, frustrantes y un gastadero de papeles).

Tengo un destiempo que me hace escribir a cualquier hora y en las situaciones más insólitas. Claro ejemplo son estos últimos días, en los que tengo sueños de lo más imaginativos, llenos de detalles, personajes, historias y desenlaces.
Estoy en etapa creativa al 200%, y recuerdo todo al despertarme.
La gente ni se imagina de como se cuelan sus palabras por mis oídos (aún cuando sólo pase por su lado en la calle), y enraízan, encontrando suelo fértil en mi sinápsis, formando mil y un enredaderas que no se detienen ni aunque el sol las abandone.

Y lo más loco de este destiempo es que lo acepto. Lo conozco. Somos viejos amigos.
Este período peligrosa y productivamente imaginativo es el anuncio de que una nueva historia está a punto de comenzar... aún cuando estoy atareadísimo con las cosas del Instituto.
Todo está ahí, expectante a que de tres vueltas en mi cama hasta dormirme, sueñe, para que mi inconsciente reacomode servil y a la vez (im)paciente todos esos bloques que forman mi (gracias al cielo) gran imaginación.

Sonrío y sé que poco a poco todo se está encausando, que todo cuadra, que todo cae en el lugar que le corresponde, y una vez listos los materiales, comenzará la construcción del umbral donde colocaré una puerta que cerrará un ciclo en mi vida.

Mi reloj de arena interno está ansioso, YO lo estoy.
El destiempo del escritor, es el peto que protege mi corazón, y la pluma mi espada.

Ahora si, a la cama... pero a dormir, que mi servil e impaciente compañero de viaje requiere mi sueño, y comienza a arremangarse para comenzar a trabajar.

Ángelos
domingo, 1 de mayo de 2011 |

Toscos dedos

Un día cualquiera despiertas y te das cuenta que la almohada tiene un perfume que jamás imaginaste iba a tener, aún habiendo imaginado como sería...
Una noche cualquiera descubres un brazo rodeando tu cuerpo... y sólo te limitas a darte la vuelta, mirarle a los ojos y decirte a ti mismo: ES POR QUIEN VELARÍA MIL NOCHES ENTERAS, CON SUS DÍAS...
Te acercas a su oído, y suavemente le susurras: ERES TU QUIEN POSEE EL BESO QUE CALMA A MI CORAZÓN...
Le robas un beso, le despiertas y le haces el amor hasta el amanecer...

Un día cualquiera despiertas y te das cuenta que la almohada tiene un perfume que jamás imaginaste iba a tener...

...y dos milímetros más allá reposa la cabeza de quien posee la mitad de tu alma y vida en su ser; el perfume proviene de su nada sedoso y enmarañado pelo.

Tu mano acaricia su cabeza y descubres, con alegría, que tus toscos dedos y torpes manos combinan perfectos, predestinados, con aquellos perfumados cabellos.

Todo pasa por algo... hasta el tener torpes y toscos dedos en mis manos.
TE AMO
, Be...

Ángelos