lunes, 28 de diciembre de 2009 |

Tejiendo Redes (Balance 2009)

"La vida nos va dando algunos hilos que debemos aprender a tejer para formar las redes que no nos dejen caer".
palabras de Graciela, contemporánea, quien me trajo al mundo.


Este año fue mucho muy distinto a los demás, creo que podría decirse el más corto pero el más auténtico de toda mi vida.
Las emociones estuvieron a flor de piel en cada momento.
Conocí a dos personas maravillosas poco antes de caer en las garras de la gripe A, y volver a casa para que mi propia madre engripada me cuidara como cuando era un nene. Fiebre alta, tos, y unos cuantos etcéteras, pero salí a flote.

Durante estos 12 meses conocí mejor y desconocí a muchos de los que me rodeaban; algunos me sorprendieron acercándose y otros lo opuesto. A veces me encontré en situaciones complicadas y confusas, donde la realidad se me tornaba bastante difícil de manejar, otras, me vi saliendo victorioso de enfrentamientos conmigo mismo.
Estuve a punto de bajar los brazos unas cuantas veces, pero me rescataron manos amigas, me levantaron y me pusieron en curso otra vez. Y llegué. Logré mucho de lo que pensé era un fracaso, una pérdida de tiempo.

Aprendí que el rencor deja marcas fuertes en la vida, pero que el amor supera toda distancia, que la distancia hace temblar al amor pero no derrumbarlo (no si este es lo suficientemente fuerte) y hasta dejé que ese amor fuese mi bandera blanca para demostrar quien soy en verdad.
Descubrí que cuando quiero se tejer redes fuertes, y las refuerzo con ciertas cosas que me van uniendo más a quienes deciden caminar a mi lado. Pero como no soy perfecto existen algunas que se desgastan porque tienen que desgastarse, a veces sin razón aparente, por el tiempo, por falta de sinceridad o culpas ajenas...

No puedo controlar todo, eso si que lo aprendí este año. Y aún poniendo la sonrisa más grande de todas, habrá gente que no querrá ni verme la cara.

Miré muchas peliculas, muchas series por internet y poca tele.
Me demostré a mi mismo que soy capaz de cuidar de tres plantas durante varios meses... (para mal de las pobres babosas y langostas que se han acercado a ellas).
Desarrollé bastante mis habilidades culinarias, e intenté escuchar más que hablar -aún me estoy entrenando continuamente sobre este tema-; aprendí que hay un tiempo para cada aspecto de la vida, y que si estoy mal no tengo porqué esconderlo, ni poner la felicidad de los demás frente a la mía si ésta flaquea.
Intenté aconsejar a mis amigos de la mejor manera que pude, y pedí bastante ayuda, dejando mi orgullo de lado; logré enmendar algunos de mis errores, descubrí que hay algunos casos perdidos (en mis manos, a veces).

Creo que la GRAN lección de este año fue a ser TOLERANTE con el mundo y conmigo mismo. A comenzar a poner los pies sobre la Tierra, y hacerle entender a otros que todos tenemos distintas realidades, a veces mejores o peores... siempre distintas, días buenos y no tanto, por lo cual hay que entender al otro antes de juzgarlo.


Finalmente, cierro este año de mi vida y del blog, que tanto me ha dado de mi mismo y mi crecimiento, con una frase de una canción maravillosa, de una serie nueva y ya OBLIGATORIA para ver hasta que termine:

"You can't always get what you want
but if you try sometimes,
you just might find...
you get what you need"



You can't always get what you want - The Rolling Stones' Glee Cover


Que el 2009 termine de la mejor manera, y que comience el 2010 de una muchísimo mejor...

Hasta el próximo año a todos los que me leen... y GRACIAS por visitarme.

"No siempre obtienes lo que quieres, pero si lo intentas, a veces puedes encontrar... lo que necesitas"


Ángelos
(JC)
lunes, 21 de diciembre de 2009 |

Saber y Entender, dos cosas distintas.

Saber y Entender son dos cosas distintas.

Uno puede saber que la fotosíntesis es el proceso mediante el cual las plantas transforman la luz solar para su beneficio, pero puede no entender el proceso.
O quizás uno puede saber que en cierto tiempo se cocina un bizcochuelo, porque la receta lo presume, pero puede no entender como es que una pasta amalgamada se transforma en una deliciosa preparación.

Por mi parte, parece que sé y conozco esa frase que dice: "en segundos todo puede cambiar", pero no logro entenderla. ¿Estaré siendo testarudo?
Debo confesar que aún no logro perder mi capacidad de asombro.
El sábado 19, por ejemplo, ocurrieron muchas cosas, aunque solo en una voy a detenerme... tenía planeado postear un texto con un tinte completamente distinto a esto que hoy escribo. Pero la vida insiste en seguir sorprendiendome... o soy yo que creo que lograré superarla y no me sorprenderé de nada más... Muy iluso de mi parte, es verdad.

Uno de mis grandes amigos es diabético. Siempre supe, de una manera algo general, lo que es la diabetes. Él es un pibe completamente sano, tanto que vivo pidiendole que controle su fuerza, porque a veces duelen sus "golpes amistosos". Es común verlo haciendo bromas, muy activo, y es dado, sincero y muy simple... claro que nunca me imaginé que iba a tener que presenciar uno de sus bajones de azúcar.

No sabía que hacer. Y lo único que recordé, de viejas charlas que habíamos tenido, es que tenía que estar calmado. A duras penas podía pensar.
Una media hora después estaba todo en manos de la madre de mi amigo, Sonia, una mujer a la que yo nunca antes había visto de la manera en que la vi esa vez. Me recordó a mi propia madre, cuidandome y curándome la herida abierta de una operación de apéndice, que se complicó luego de pasar por el quirófano.
Pero esta vez fue distinto. Puesto que mi herida, aunque no cerró, sanó con ayuda de mis padres. Luciano (mi amigo) tiene que vivir con su diabetes de por vida, y yo nunca lo habia entendido. Nunca había visto realmente como es que de un segundo al otro se puede estar con un bajón de glucosa, inconsciente o imposibilitado para comunicarnos con alguien más.
Hoy no sólo se lo que le ocurre a mi amigo, sino que también entiendo como es pasar por esa situación, y si ocurre otra vez (Dios quiera que no) sabré como actuar.
Luego de ese episodio valoro mucho más a mi amigo, y valoro mucho más el tiempo con él. El puede llevar una vida perfectamente normal, pero ahora logré entender que hay que estar alerta, continuamente informado y no tomar por sentado las cosas en la vida.

Saber entender al otro, como se siente, que es lo que molesta; lo que lastima o complica la vida de quien tenemos al lado, es una ventaja para ambos.

Yo SE muchas cosas, pero desde hace dos días ENTIENDO que hay muchísimas que no, y hasta algunas jamás las llegaré a entender, pero es necesario hacer todo lo posible para intentar hacerlo, para no tener que hacer un día una mirada en retrospectiva y darnos cuenta... que la respuesta estaba frente a nuestros ojos, que sabíamos que allí estaba y nunca quisimos entenderla.

Ángelos
martes, 15 de diciembre de 2009 |

Pacto de Sangre

Como si fuera ayer, pero pasó hace 365 días...
Hace poco, hablando de esa noche, el Negro me hizo recordar la larga caminata que tuvimos, en la noche fresca, haciendo una extensa introducción del tema en cuestión. Hablando de todo y de nada a la vez.
Ese día descubrí que las palabras me salen mejor por escrito que de la boca... cosa en la que he trabajado durante meses (y aún queda trabajo por hacer, si quiero llegar a ser un buen docente).

Era raro hablar de eso con él, porque el me conoció de una manera, en una relación... y me escuchó prometerle a Dios que no iba a volver a repetir lo que había pasado recientemente.
Recuerdo que me daba vergüenza contarle lo que me pasaba, no se porqué... a fin de cuentas no era nada de lo cual uno tiene que avergonzarse.
Cerré la puerta de la habitación, porque no quería que su hermana me viera llorando... las lágrimas estaban a punto caramelo, listas para salir ante la más mínima de las letras siendo dichas por mi boca.
Evadí el tema unos 5 minutos más, entonces César -sin perder su sonrisa de oreja a oreja- que me veía temblar como nunca, arrojó uno de los almohadones que estaban sobre su cama, en dirección hacia donde yo estaba recostado, mirando al techo desde el suelo.

Y no aguanté más...
- "Negro... estoy enamorado..." -le dije entre lágrimas.

Él se limitó a reir. No hizo ni alusión al hecho de que yo, meses atrás, hubiera jurado y perjurado a mi mismo que me iba a cerrar y no iba a enamorarme de nadie más en un largo tiempo. Se limitó a reir, con sonido... y yo lloraba... pero de alegría. Lloraba como no lo había hecho en meses, y cada lágrima era un TE AMO que salía por la ventana y cruzaba la ciudad, la provincia... el Átlántico... porque el amor no llega cuando uno quiere y donde uno pide. Llega y punto.

Ese día hice un pacto de sangre con mi amigo el "Vampiro", me mostré por primera vez realmente como soy, como quien quiero ser... hace un año que me decidí a ser quien hoy se que quiero ser, sin importarme si el resto cree que está mal llorar, demostrar lo que siento y todo eso. En 365 días me mostré sin máscaras con varias personas, y aún quedan algunas otras con quienes hacerlo.

Gracias Vampirín, por darme la confianza y el tiempo necesarios, para aprender a ser yo, a confiar en las personas y a entender que en la vida no hay que dar nada por sentado.


* Nota personal para personita especial: hace un año envié el primero de mis "te amo"s hacia vos... y me he propuesto enviar muchos, muchísimos más, porque habrá cosas que no podré dar por sentado... pero con esto NO PIENSO RENDIRME. TE AMO G.

ÁnGelos

Fibras Musicales [5]

A veces la oscuridad no sale del afuera, sino de nuestro interior... aunque uno no sepa exactamente de donde salió... sólo... está. Pero pasa... y cuando ya pasó, a veces uno tiene que lamentar haber lastimado a personas que no se lo merecían, como hoy ocurrió con dos personas.
1) Anto te pido que me perdones.
2) Mi amor, TE AMO... mi perdón más grande y con alas, para que llegue.

Este posteo, 2do de los 3 que subo el día de hoy... es el puente entre lo que fui hoy y lo que en realidad soy y quiero seguir siendo por mucho tiempo más.

Sólo diré: Todos tenemos días malos... hoy yo fui quien lo tuvo... pero solo quiero ser feliz.



Happy - Leona Lewis

Someone once told me
That you have to choose
What you win or lose
You can’t have everything
Don’t you take chances
You might feel the pain
Don’t you love in vain
Cause love wont set you free
I could stand by the side
And watch this life pass me by
So unhappy but safe as could be

So what if it hurts me
So what if I break down
So what if this world just throws me off the edge
My feet run out of ground
I gotta find my place
I wanna hear my sound
Don’t care about other pain in front of me
Cause I’m just tryna be happy, yeah
Just wanna be happy, yeah

Holding on tightly
Just can’t let it go
Just tryna play my roll
Slowly disappear, oooh
Well all these tears
They feel like they’re the same
Just different faces, different names
Get me outta here
Well I can stand by the side
And watch this life pass me by
Pass me by

So what if it hurts me
So what if i break down
So what if this world just throws me off the edge
My feet run out of ground
I gotta find my place
I wanna hear my sound
Don’t care about other pain in front of me
Cause I’m just tryna be happy
Just wanna be happy
Oooh…

So any turns that i cant see
Ill count a stranger on this road
But don’t say victim
Don’t say anything

So what if it hurts me
So what if i break down
So what if this world just throws me off the edge
My feet run out of ground
I gotta find my place
I wanna hear my sound
Don’t care about all the pain in front of me
Cause I’m just try to be happy
Just wanna be happy


Intentemos sentir la tristeza, aprender de ella y apretarla contra el pecho, para que no lastime a nadie más. Inmolarlos en esos días contra nuestros propios proyectiles hace que nuestra piel se endurezca, y que la próxima vez... los días grises lastimen menos.

Ángelos

lunes, 14 de diciembre de 2009 |

HIPÓCRITA

Hoy como nunca en mi vida me llené hasta el tope de la mierda de la ciudad. Tanto que terminé manchando lo que más quiero en el mundo...¿nunca les paso?

Hoy más que nunca me convertí en una bomba de tiempo para mi mismo y para los míos...

Hoy más que nunca me sentí un HIPÓCRITA en mayúsculas, por no recordar cada una de las palabras escritas en este sitio, cuando tenía planeado poner otro posteo, que pondré -quizás- mañana.


ACA DEJO PLASMADA MI DISCULPA, MI VERDAD, MI FALSEDAD... sean ustedes ahora quienes juzgan mi accionar (y es un pedido desesperado -de esos que tanto me cuesta hacer-, aunque se vea como una orden).

Ángelos
(hoy, desangelado)
sábado, 12 de diciembre de 2009 |

Diferencias de Arquitecto

Uno puede hablar mucho acerca de las diferencias, pero descubrirlas es un tema completamente distinto.

El hecho de descubrirse distinto al resto, o a alguien en particular, a veces da miedo. Y más si ese alguien en particular es alguien a quien amas mucho. Pero creo que trabajar desde esas diferencias -y con ellas-, entender que hay cierta diversidad, gustos distintos, diferentes maneras de hacer las cosas, de ver el mundo; tocar, sentir y expresar esa diferencia, hacerla tangible, creo que es ir un paso más allá de solo hablar de ella.
Sentir esa diferencia hace que todos nos demos cuenta de que nuestra manera de pensar, ver y sentir el mundo no es la única.
Y si, es verdad que asusta, y mucho.
Asusta sentirte distinto, compararte con otras personas (para varios, cuestión sin sentido) y darte cuenta de que quizás sus pensamientos no se parecen al tuyo. De todas maneras, confío ciegamente en que siempre tiene que haber alguien cerca, alguien que piense de la misma manera, parecido o aunque sea que acepte lo que uno piensa.
Nadie garantiza que pensar IGUAL va a ser bueno. No de gusto existe esa frase que dice: "En la variedad está el gusto".

Puede ser que las diferencias, cuando se las encuentra, den un poco de dolor de cabeza. Sé, digamos por propia experiencia, que sobrellevar eso es una tarea interesante, y constructiva para todos los involucrados y/o diferentes.

Entonces lo que nos queda, ni más ni menos, es empezar a construir. Poner los cimientos, porque no hay un ladrillo igual a otro, así como no hay una persona igual a otra.

Construyamos... y hagamos una buena base para lo que está por venir.

11/12/2009 - Sudden Inspiration

Á
ngelos

lunes, 7 de diciembre de 2009 |

Desafiar la gravedad

Desafiar la gravedad es imposible para la física, pero he descubierto que no lo es del todo para mí. No, no se volar por mi mismo ni hablo bajo el efecto de algún alucinógeno. Este asunto es mucho más que una simple frase, es una manera de vivir.

¿Por qué permitir que nuestros pies se queden pisando sobre raíces de árboles que otros plantaron? ¿Por qué no plantar los propios? Si, hay que seguir ciertos caminos establecidos porque vivimos junto a otros, nuestros derechos conviven con los de ellos. Pero voy al hecho de pasar sobre lo que el resto ve y cree de nosotros -esa gravedad que nos empuja hacia el suelo de la imagen que tiene la sociedad sobre sus integrantes-. Hablo de volar o aunque sea animarnos a flotar si con ello somos quién queremos ser en realidad.
Aunque desgraciadamente, en esa lucha "imagen versus realidad" hay muchas personas que, con sus acciones y formas de ser TORCIDAS, nos ponen piedras de distintos tamaños en el camino. Pero bueno, es cuestión de patear, patear y patear, hasta que no haya más que tierra bajo los pies.

Desafiar la gravedad, animarse a más, a ser auténticos, a no mentirnos ni mentir a quienes queremos. Porque todos omitimos cosas que, creemos, hundirán la imagen que el resto tiene de nosotros. Yo al menos reconozco tenerlas.
Nadie es perfecto, pero parafraseando algo que me dijo una persona muy importante, digo: "no seremos perfectos, pero podríamos tratar de ser la mejor imperfección..."
Yo me estoy animando paso a paso a desafiar, a mi manera, a la gravedad.

Solo es cuestión, lo digo por experiencia, de tomar coraje e intentarlo.

Ángelos