miércoles, 19 de agosto de 2009 |

Has-ta-pron-to... (desde una Isla Desierta)

Sabía que en algún momento iba a llegar. Porque lo decidiera o porque las obligaciones me lo demandarían.
Y lo más loco de todo esto es que hace días que me lo vengo planteando, dándole vueltas al asunto.

Supongamos que estaba viajando en avión sobre uno de esos mares tan azules que dan miedo... y el avión sufre un problema.
El capitán dice que la única manera de que todos se salven es arrojando 60 kilográmos para aligerar la carga... no parece mucho peso... pero hace la diferencia realmente.
Bien, ¿tienen la idea?.

Antes de que siquiera piensen en arrojar las maletas, yo ya estoy volando por el aire, con un paracaídas a la espalda.
Bajo de mí, justo en medio de la nada azulada, hay una isla de arenas blancas y palmeras por todos lados.
Eso... eso mismo. Así cómo se la imaginan.

Miro hacia el avión, hacia arriba. Mientras los saludo ampliamente con la mano.
El capitán del avión volverá a pasar por esos cielos en algún momento del futuro, con un asiento libre reservado para mí.

Hasta entonces les digo, queridos amigos pasajeros del avión... nos vemos pronto.
Hay una Isla Desierta que tengo que recorrer.



Ángelos
domingo, 16 de agosto de 2009 |

Estas manos...

A veces hay palabras que tardan en poder expresarse, otras que salen abruptamente antes... pareciera como si todo en esta vida fuese simplemente una cuestión de tiempo.
¿Y si es así QUÉ? No pienso negarme el decirte todo lo que quiero decirte...


Estas manos que tanto te gustan
sueñan con acariciar
cada palmo de tu piel.
Que sus dedos alcancen el cielo
al rozarte las pestañas,
al sentir la suavidad de tus mejillas.
Y caer rendido y desarmado
ante cada uno de tus lunares,
como quien cae ante la grandeza del sol.

Estas manos que son mias
tienen tu nombre cauterizado
en cada una de sus líneas.
Pues sus letras se han marcado
a fuego, sin evitarlo
mucho más allá de la piel.
Logrando, sin proponérselo
que hasta tu firma se quede
a fuego, grabada en mi alma.

Estas manos que te sueñan
serán tuyas, algún día
y morirán cuando la vida
decida matarnos a ambos.

Morirán contigo en un oasis
de sangre, sudor y alegría
conexión tan infinita
que crece más cada día
en tu pecho y en el mío
hasta que todo ocurra,
y el destino decida
que podemos ser uno,
entre sábanas y besos.
Tus manos...presionando
como queriendo fundirse
por completo, sin rendirse
eternamente con las mías.

Estas manos que tanto te gustan
son tuyas, mitad mia
y rozarán algún día
tu alma recubierta en piel,
tu ser rebosante de alegría.

Sudden Inspiration - 16/08/09
---

¡Ay como sueño con la suavidad de tu piel! ...y con gastar mi tiempo contando tus lunares...

Ángelos
domingo, 9 de agosto de 2009 |

Volver al camino

Hay un camino que todos tenemos que seguir, solos.
Ese camino es al fin y al cabo armado por nuestras decisiones: seguir adelante, retroceder, mirar hacia el horizonte, mirar hacia el piso... decidir sobre nuestra vida al fin y al cabo. Si queremos continuarla, abandonarla...
También podemos decidir acerca de las relaciones con otras personas: iniciar una relación, ponerle ganas a una relación o dejarla.
Vivir en una ciudad o vivir rodeados de naturaleza. Aislarnos. Ser la persona más sociable del mundo.

A veces parece que Dios nos pone en el camino y de repente nos tira con piedras, nos manda un viento fuertísimo. Pero son caminos que a la larga para unas personas terminan siendo aburridos, uno tiene que decidir sobre un monton de cosas, si. Uno puede decidir que estudiar... o NO estudiar. Uno puede decidir dejarse pasar por encima, o imponerse. Maltratar a los otros o ser maltratado.

Al fin y al cabo... somos como hormigas en un camino. Las que se pierden tienen un camino distinto, un desafio muy importante: VOLVER, encontrar ese camino y seguir recorriéndolo, o bien pueden rendirse y alimentarse de lo que llevaban a la espalda hasta que aguante, no se, es extraño pensar en todo esto... es como que la idea de volver al camino o acercarse a ese camino da un poco de miedo. Me imagino a las hormigas pensando "¿y si no me aceptan?" o "¿y si de repente soy un héroe por volver?"

Uno a veces se pregunta tantas cosas que parece que la cabeza le fuera a estallar de todo lo que tiene adentro...

Recorrer un camino no parece ser tan simple como cuando uno era chico; cuando niño uno le veía inocencia a todas las cosas, en cambio cuando uno empieza a ganar centímetros de altura y unas cuantas experiencias, las cosas no parecen tan fáciles. y uno entonces se pregunta: "¿todo siempre fue así o las cosas cambiaron?". Resulta que a veces cambian tanto las cosas, la perspectiva, que solo nos queda preguntarnos... "¡wow! ¿se transformó este mundo o el que se transformó fui yo?". No creo que ninguna de las transformaciones sean malas, ni la del mundo ni la de uno mismo, creo que ahí es donde entra la adaptación, la hormiga que vuelve al camino...pero, si uno lo piensa bien, el viento puede soplar cuanto quiera, al fin y al cabo aunque estemos patas para arriba y hayamos perdido la única comida que teníamos, la decisión de darnos vuelta y volver a ese camino es nuestra.

Y ahora yo estoy decidiendo caminar este camino, con este ruido de naturaleza y ningún ruido de coches, automóviles, etc, solo, respirar un poco de aire y seguir caminando, hasta donde las piernas me den. Siempre hay distracciones, siempre hay cosas que nos incitan, nos tientan a volver, a quedarnos...pero está en nosotros seguir. ¡Ojo!, no creo que quedarse sea malo... sino que es una cosa distinta, diferente. Algunos pueden mirar el punto de vista de uno y decir: "Me parece que le estás errando. Yo que vos, hubiera seguido...", otros "vos sabés que...yo me hubiera quedado", cuando uno sigue ese camino. Yo dudo, siempre dudo de ese tipo de cosas, ponerme a pensar si está bien o está mal, si yo estoy en lo correcto o no, no sé. No me es extraño pensar en todo eso.

Por lo pronto sigo caminando, por lo pronto sigo en esto, que creo, NO ESTA NADA MAL. Intentar cosas distintas, intentar otros caminos; también puedo creer que si el viento me corrió del camino ES PORQUE quiere mostrarme realmente que amigos-hormigas están conmigo y me ayudan a volver y cuales no.
Decepcionarse es una de las grandes (por decirlo así) dificultades de recorrer el camino. Uno bien puede volverse contra el viento, y seguir caminando. De repente alguien a quien creíamos tenerlo cerca puede darse vuelta y el viento nos lo puede quitar de al lado -la cuestión es que hacemos nosotros-, (¿intentar recuperarlo?)...

Quizás no habría que preguntarse tanto las cosas. Y tendríamos que dejar que sea lo que tenga que ser. Caminemos, y dediquemonos a eso... Una hormiga creo yo (fervientemente), que puede ganarle al viento.

Ángelos
viernes, 7 de agosto de 2009 |

Borrame que me gusta

(mensaje repentino, se interrumpe el protector de pantalla, me acerco y leo)
- Hola! ¿cómo estas? Estoy en Bahia... ¿nos vemos un rato? -

(mi cara fue de ...sorpresa)
- Hola ¡tanto tiempo! Si sabía que estabas en la city, he leido tus nicks...-

(guiño del msn... palabras van y vienen... otro guiño del msn)
- Bueno, estoy acá, ¿nos vemos entonces?- (unos cuantos guiños más)

(suspiro de mi parte, de nuevo me estaba distrayendo fácilmente de las hojas de Culture)
- Me parece que hace rato que no hablamos, que no nos vemos, que nada...-
(guiño, guiño y más guiño)


(mi ceja izquierda ya levantada)
- Creo que si seguis guiñandome voy a creer que...-

(guiño de nuevo)
-¿qué crees? decime...

-¿hay hambre quizás? digo... yo, metro 70 y pico de pavo... debes tener a alguien más en lista...-

- si, pero si te agarro te desarmo-

- ah bien... estem, ¿eso es "vernos", entonces?-

- si, ¿por qué no? vos decime que me ofreces y yo te digo...-

- te digo: creo que hasta para vernos pasó mucho tiempo sin hablarnos, y ahora asi de repente una charla... además estoy estudiando, rindo el lunes. todo bien... -
(guiño -irónico- de mi parte)
(...)
La charla siguió un poco más, frases como "la vida nos alejó hace rato" se mezclaron con más guiños... y bueno... el final, de todos los finales que pueden ocurrir... el más "gracioso", al menos a mis ojos:

- bueno te voy a borrar, estás en bobo hoy -
(en mi mente mientras intento buscar la fecha exacta de la última charla via msn que tuvimos...)
- ta' bien, borrame... con mis 22 añitos no voy a rogarle a nadie que se mantenga en contacto conmigo-

Se fue (o me borró, no lo sé) y no pude decirle... borrame, borrame que me gusta.


Moraleja: Si la vida te aleja, POR ALGO es y no... no lo discutas.

Ángelos
miércoles, 5 de agosto de 2009 |

Espera(nza) aún

Y el reloj que sigue robándome minutos
mientras intento desperezar a mi somnoliento ser de carne y hueso...



Esta espera eterna que parece extenderse cada vez que me acerco a la meta. ¿Es que la recompensa también aumenta? ¿Significa esto que lo que está por venir es tan bueno y grande que por eso debo seguir esperando?
¿Por qué se hace tan inescalable esta colina, que ahora es un everest en medio del camino?
No lo sé, lo veo tan injusto...
E intentaré aferrarme a las rocas más firmes; y si me caigo en el intento, que me perdonen los cielos... Quizás así llegue más rápido a tus brazos, cada noche, a cuidarte mientras abrazas a Morfeo.


Nemesea - The way I feel


Y el reloj que sigue robándome minutos,
burlándose,
mientras intento entender como hacen sus arenas para ir tan lento
.

Ángelos
lunes, 3 de agosto de 2009 |

Lo que quiero...

A veces me cuesta creer que semejante belleza haya sido humanizada. Me pregunto: ¿de verdad me pertenece? ¿No será una ilusión que sólo existe en mi cabeza? Bien podría despertarme mañana y encontrarme atado a una cama, dentro de una camisa de fuerza.

Y luego recuerdo su voz, su cara... y todo lo que me dicen sus ojos cuando me miran.
Bajo a la realidad otra vez y pienso: quiero ser tuyo, tuyo y de nadie más. Quiero poder besarte en los labios, en el cuello, en la espalda; quiero poder entrelazar tus manos con las mías, jugar con tus dedos como juegan los amantes felices. Quiero hacerte el amor, quiero acariciarte mientras descansas luego del éxtasis, viendo como te sumes poco a poco en el sueño, quiero ver tu cabeza apoyada en mi pecho y sentir el perfume de tu pelo. Quiero abrazarte como jamás abracé a nadie, sentirte como ni siquiera sentí a la brisa de la mañana. Quiero ser tuyo y de nadie más, y que la vida se me enfríe en tus brazos una tarde de abril junto al mar. Quiero cuidarte mientras llorás mi nombre y mi ausencia, quiero susurrarte al oído que no me fui si tu pecho aún me recuerda, quiero jugar con tu pelo como cuando estaba vivo.

Quiero... quiero estar a tu lado y lo estaré... mucho aún después de que me haya ido.

Ángelos
sábado, 1 de agosto de 2009 |

Lingua Franca

Mi amistad con Ana no es tan larga, pero podría jurar a quien lo pida que ella es una de esas personas únicas, que destilan dulzura durante las cuatro estaciones, basándome en lo que me ha demostrado de tal manera que no hay lugar a dudas.
Ambos somos compañeros de estudio. Nuestros profesores nos han enseñado que el Inglés es un idioma mundialmente conocido como lingua franca, y para practicar, con ella -y con otros compañeros también- a veces solemos conversar en ese segundo idioma.
He descubierto personalmente que ciertas cosas son más fáciles de abordar desde las palabras inglesas, y para ser sincero, hemos charlado muchísimo últimamente.

(...ahora es cuando el título se transforma en una realidad...)

Ella es asertiva, sincera y hasta se mantiene sonriente cuando tiene que hablar de temas complicados. Tiene palabras que saca de entre sus pañuelos al cuello y de su perfume tan especial, que al recordarla aparece en mi olfato al instante. Es una eterna creyente del amor verdadero, y lo mejor de todo es que es contagiosa. Cuando la escucho hablar, cuando su propia lingua franca -esa que no es en inglés, ni castellano sino con sus gestos tiernos y sinceros- aparece, todo se transforma en realidad, en presente y en esperanza. Te hace ver que nada de lo que aún no ocurrió puede dañarte, que no todo está perdido ni aún perdido... Todos deberían tener a una "Anita" en su vida, para que su inocencia, bondad y sabiduría los complete. Porque una lengua sincera, que nos traiga verdad y esperanza sin dañarnos no se encuentra todos los días... No importa en que idioma sea, ella está en mi realidad. Y doy Gracias a Dios por haberme puesto en su camino -y a ella en el mío-.

Ángelos