miércoles, 29 de julio de 2009 |

Derritiendo helados

Una broma típica entre los que me conocen es decir, cuando alguien no entiende algo, "¡cono en la frente!" (simulando estar aplantándose un helado en la frente al estilo caricaturesco).

Bueno, también acepto que soy complicado a la hora de hablar, me gusta usar metáforas, ejemplos locos, inventar dicotomías de lo más absurdas pero que siempre llegan al punto en cuestión. Charlo. Soy un gran hablador -sutil manera de decir que soy como un lorito barranquero-.
Puedo irme por las ramas, como quizás estoy haciéndolo en este momento. Je je. Es mi toque personal, supongo. Dos frases, un chiste... quienes no me conocen se pierden fácilmente, el resto se acostumbra. Claro, todos menos uno... pero bueno, dicen por ahí que a todo Chancho le llega su San Martín, y unas madrugadas atrás me tocó -aún con mucho frío en el aire- derretir muchos "helados" aplastados en la frente de un GRAN amigo mío.
Sentirme escuchado, comprendido, aconsejado y querido no es lo primero que se me había cruzado por la cabeza. Haber caído con alguien que tenía mucha importancia en mi vida dejó sus secuelas en mí. Pero lo bueno es que mis amigos están, y con sus palabras y actitudes me hacen dar cuenta cada día más de que no tengo dar nada por sentado, y que a la hora de sacar verdades a relucir -derretir helados- o ser sinceros con algo que nos disgusta o preocupa, allí van a estar ellos, los AMIGOS en mayúsculas. Jamás creí que derretir helados en vez de dejarlos ser o comerlos sería tan difícil, pero tan liberador y divertido.
Siento que peso lo que un grano de arena. Me siento feliz y quiero compartirlo con todos los que me quieren, me leen, me viven y me hablan o escriben.
Y ya que estamos, dejo que oigan la canción que sonaba en el momento de la verdad.



Esto lo tomo como una conquista exitosa. Y se lo dedico a todos mis amigos que sonrien cuando me ven sonreír, y me abrazan cuando eso no ocurre.
GRACIAS POR RODEARME, SEGUIRME Y NO DEJARME BAJAR LOS BRAZOS, aunque viva repartiendo helados a diario.

Ángelos
viernes, 24 de julio de 2009 |

Proporciones intensas

"LLegué a sentir la intensidad de sus palabras de tal modo que, en muchas ocasiones, estuve a punto de dejarlo..."
Natalie Goldberg, El Rayo y el Trueno (pasión y oficio de escribir)

---
Los celos tienen mucho de amor y poco de egoísmo... pues hay que amar mucho a una persona para ver que se nos partiría el corazón si se alejara de nosotros. Y ese miedo, esa sensación de soledad y abandono por alguien que es "mejor que uno" hace que nos autosaboteemos y hagamos la rutina del investigador privado con la persona que amamos.
En realidad solo se la quiere cuidar, pero tenemos una venda en los ojos -que sí, quizás venga de la mano de un poco de inseguridad- y también hay otra cosa...
Si amamos desde el corazón todo se vuelve intenso
, hasta el punto que asusta.
Creer que no podremos con ello, o que no lo merecemos. Y allí es cuando queremos dejarlo, o intentamos contestar el "¿será para mí?".
Mientras todo eso ocurre, la vida sigue rodando, a veces como una ruleta -volviendo siempre al mismo lugar- y otras a oscuras, recorriendo caminos nuevos o viejos re-explorándolos, sintiendo nuevas sensaciones y notando cosas que habíamos pasado por alto.

En los celos hay amor y hay egoísmo en proporciones muy distintas. Está en nosotros regularlas para demostrar amor y no posesión en ellos. Tarea difícil, si las hay.
Pero el amor todo lo puede, y confío sinceramente en que triunfará lo que sea mejor para la pareja. Para la vuestra... y para la mía.


Ángelos
miércoles, 22 de julio de 2009 |

"Afortunado" - Fibras Musicales [4]

Hoy dejo que las palabras hablen por mí, lo dejo todo en manos (y voces) de Colbie y Jason...

Gracias Naia, Lucho y Exe, por haberme ayudado JUNTOS.
Les debo un gran abrazo (que no rompa las costillas Lucho, por favor)




Lucky
(Jason Mraz & Colbie Caillat)

Do you hear me,
I'm talking to you
Across the water across the deep blue ocean
Under the open sky oh my, baby I'm trying
Boy I hear you in my dreams
I feel your whisper across the sea
I keep you with me in my heart
You make it easier when life gets hard

I'm lucky I'm in love with my best friend
Lucky to have been where I have been
Lucky to be coming home again
Oooohhhhoohhhhohhooohhooohhooohoooh

They don't know how long it takes
Waiting for a love like this
Every time we say goodbye
I wish we had one more kiss
I'll wait for you I promise you, I will

I'm lucky I'm in love with my best friend
Lucky to have been where I have been
Lucky to be coming home again
I'm lucky we're in love in every way
Lucky to have stayed where we have stayed
Lucky to be coming home someday

And so I'm sailing through the sea
To an island where we'll meet
You'll hear the music, feel the air
I'll put a flower in your hair
Though the breezes through trees
Move so pretty you're all I see
As the world keeps spinning round
You hold me right here right now

I'm lucky I'm in love with my best friend
Lucky to have been where I have been
Lucky to be coming home again
I'm lucky we're in love in every way
Lucky to have stayed where we have stayed
Lucky to be coming home someday

Ooohh ooooh oooh oooh ooh ooh ooh ooh
Ooooh ooooh oooh oooh ooh ooh ooh ooh

(aquí la versión en español, disfrútenla)

(A veces, hay canciones que parecen escritas por la propia mano...)

Ángelos
viernes, 17 de julio de 2009 |

Empatía y Melodía




"No pido más que lo que puedas darme..."


Intento detectar de vez en cuando a esa conexión que me presiona el pecho.
Y no, no estoy triste. De hecho estoy feliz de estar sano de nuevo y con metas por cumplir. Pero no puedo negar que estoy preocupado por esa persona que (puedo jurarlo por mi sangre) está extremadamente triste.

La siento -y no es un decir, pues la presión en el pecho es real-. Te siento. Y enviaré toda la energía positiva posible para que te mejores.



Siempre me calmaban, cuando estaba mal... las melodías de las cajitas de música que tenía mi abuela sobre una cómoda con un espejo gigante, en su habitación.
Ojalá a traves de esta conexión llegue mi calma a vos... y esta noche puedas dormir en paz, sin tener que derramar lágrimas sobre la almohada...

Ángelos
domingo, 12 de julio de 2009 |

Dos en la colina

Caminante no hay camino... se hace camino al andar.
-------------------------------

Después de haber caído bajo las garras de la gripe como hacía rato no caía, tuve que desayunarme 14 días alejado del exterior y del frío, asi que cuando el primer día de aire tibio me invitó a salir, no lo dudé dos veces.
...y entonces me dispuse a abrigarme y salir a caminar...

Hacía 5 años que no volvía a ese lugar; lugar donde (en mi mente) todavía se notan las consecuencias.
Recuerdo el sol de la mañana dándome en la espalda, recuerdo haber subido en bicicleta y hasta logro visualizar que ropa tenía puesta. También tengo en claro porqué había llegado hasta allí, aunque en aquel momento no lo sabía.
Ahora, un lustro después, me encuentro con ropa oscura, bastante más abrigado, con el sol de invierno en el cénit del cielo dando apenas calor. Voy a pie.
Las cosas cambiaron.
De repente (como si no lo hubiera esperado, claro) una conversación entre dos comienza a surgir.
¿Que ocurrió? ¿Cambió algo? Y si cambió, ¿fue para bien?

Me encontré hablándome a mi mismo, intentando atrapar detalles escurridizos. Hoy no había viento, aunque en ese entonces una brisa fresca recorría los campos y acariciaba mi cara, si, ahora la recuerdo bien.

Pero no eramos dos, sino tres ahí. Aquel que fuí, revivido por mi recuerdo, a traves de mis palabras. Aquel que soy, contínuamente. Y por último -pero no por eso menos importante- estaba también aquel que me juzga, que me ayuda a entenderme y que sabe cómo conectar al que fui con el que soy.
Bueno, está bien, solo dos en el cuerpo de uno. Dos y un recuerdo, pero todos somos "yo", y de ninguno de ellos podría arrepentirme.
Porque me di cuenta que las cosas se hubieran hecho igual; que si yo hubiera estado donde estuve hace cinco años, haría lo mismo, seguramente.
Es como ver una película y dormirse la primera vez, pero entender la complejidad de su trama al volverla a ver.
Uno no puede negar el pasado, porque es renegar doblemente: de algo que ya ocurrió y de algo que fuimos y nos ayudó a llegar a ser lo que somos (no importa si conseguimos ser lo que queríamos o no).

Esta tarde hubo dos de pie sobre la colina; y como aquel que bajó abriendo los brazos, dejándose acariciar por la brisa mientras la bicicleta era conducida sin manos, hoy también aprendí algo, y haré lo que esté a mi alcance para que ese conocimiento no se me escape, ni se pierda -conozco un especialista que podrá ayudarme en eso, como ya lo ha venido haciendo, cuando me encuentro medio perdido-.

De todas maneras, siempre puedo volver a la colina para seguir aprendiendo y recordando... ¿no es así?

Ángelos
sábado, 11 de julio de 2009 |

Seis "Por qué"...

Qué triste es darse cuenta que jamás vi a alguien dormir...
... pero más triste es saber que tuve varias oportunidades de hacerlo.
---
Seis "Por qué"...

¿POR QUÉ no puedo tenerte en mi cama
todos los días, desde hoy,
y verte despertar por la mañana?

¿Por qué siento que cuando vengas,
y tengas que irte,
se me quebrará el alma,
como jamás nunca se ha quebrado,
en mil y un pedazos un ánima humana?

¿Por qué te amo como te amo
si no hubo ayer y no se ve mañana,
si cuando vengas quizás tengas que irte
cuando dos lunas sean llenadas?

¿Por qué es injusto y por qué a mí,
por qué no es hoy, y no mañana?


Sudden Inspiration - 04/08/09
---

Sólo pido un deseo: que alguna vez, alguna noche, luego de alguna unión, me dejes verte dormir. Me dejes acariciarte el pelo como quiero, me dejes mirarte y sonreír en silencio, para no despertarte, me dejes llorar de alegría por haberte tenido, por haberme entregado, por compartir esto que crece cada vez que te imagino.


Sólo quiero hacer las cosas bien con vos y poder mirarte... más de una vez.

Ángelos