jueves, 25 de septiembre de 2008 |

Recuerdos de Humo...

" Del polvo vienes... y en polvo te convertirás..."

Anoche mientras caminaba hacia el trabajo (apurado, con ganas de llegar para poder envolverme en esa burbuja que es el restaurante y su ajetreo, y olvidarme del exterior por unas horas), atravesé una pequeña brisa impregnada con el olor de un cigarrilo, con el aroma a humo...
Fue instantáneo...ese es el olor que recuerdo -y muy vividamente- haber sentido la primera vez que, cuando niño, vine por primera vez a esta ciudad...

Recordé tanto en tan poco tiempo... todo en estos días me retrotrae a mi pasado, a mis errores, mis experiencias, mis triunfos... aquello que gane y perdí... todo.

Podría quedarme una día entero volviendo a mirar esas fotos que cuentan mi historia. Podría intentar volver en el tiempo y mirarme a mi mismo...moriría por hacer eso... Poder mirar mi pasado y mi presente a la vez, para lograr ver las fugas, las fallas, absolutamente cada detalle olvidado y reafirmarlo en mi cabeza.


Humo...ese segundo en que me llegó a los sentidos, a mi olfato, mi cerebro procesándolo... fue lo único que necesité para darme cuenta de lo rápido que se pasa el tiempo.
Pero quiero alejarme de la frase hecha... porque realmente, la conciencia que tengo hoy de lo rápido que el muy desgraciado se mueve es abrumante.


Una chispa, luego la llama... y luego ceniza,
nada más que ceniza...


Ser Mejor
es una escalera tan empinada, que a veces parece no ascender en lo absoluto, pero cuando nos detenemos en un escalón, en algún momento de nuestra vida, y miramos hacia atrás, hacia abajo... vemos que el camino recorrido queda mucho más allá de lo que creíamos. Y eso... ESO ES BUENO.





"Reangelándome" de a poco...


Ángelos
domingo, 21 de septiembre de 2008 |

Una última lágrima...

No encuentro canción en la radio que no cuente esta historia.
No encuentro canción en la radio que cuente mi lado de la historia...

-----------------------------------------------------------













Ahi va la última lágrima que lloro por tí,
y el sol se burla de mi,
secandola a medio camino hacia mi boca...

Me pregunto cuantas serán
las que habrás derramado por mí;
el número es demasiado grande, lo sé,
no puedo siquiera imaginarlo...
cuando yo con mi llanto transforme
una dulce fuente en un mar de ácido,
líquido salado, amargo, agrio.

¿Qué queda ahora? ¿Enojarme?
¿Culpar a alguien?¿Buscarle la causa?
Si en este momento no veo la más mínima de las esperanzas
aparecer al alcance de mi mano...
todas se fueron volando... todas.

Y una pregunta va a quedar en mi cabeza
hasta el dia en que la muerte llame a mi puerta:
¿Se hubiera cumplido ese futuro que soñamos juntos?
¿O no era más que una ilusión que no nos pertenecía...?

No supe amarte y sólo me queda pensar que en brazos de alguien más, cuando me olvides, podrás al fin ser feliz....

...¿A quien quiero engañar?
Esa no fue la última lágrima que voy a llorar por tí...


jueves, 11 de septiembre de 2008 |

Bitácora de una Dualidad Insoportable...

Maldito sea el día que leí el Lobo Estepario..., ese día donde creí que en mí existían más de dos seres, más de dos caras, de dos personalidades y maneras de pensar. Ese día, la idea cobró vida, se posó en sus patas traseras y me abofeteó en la cara... ¡Qué inocente era en aquellos tiempos!¡Cuántas estupideces no había cometido aún!
Por error -¿error?- dejé que ese pensamiento enraízara en mí, creciera, floreciera, se expandiera por mis extremidades y más allá de ellas... la hice mi filosofía de vida... así comprendía a las personas... ¡que equivocado que estaba! Años después el libro volvió a caer en mis manos... -ya había cometido muchos errores para entonces-. ¿SOLO DOS?, no... dos no... MILES de personajes ya vivían entre las raíces, el tronco, las ramas del árbol en el que me había convertido... se alimentaban de su savia, le robaban la luz
del sol a mis hojas...

¡DIOS! Las fuí suprimiendo, de a poco, con paciencia... día a día las iba convenciendo de que había otras raíces, otros árboles más fuertes... otras ramas más llenas de luz, vida y calor. Creí haber triunfado, pero no...

Alguien escribe por mí, alguien piensa por mí... mientras yo vuelvo a llorar, cosa que había dejado de hacer -¿me habré engañado?- por unos días... de nuevo me vuelvo a derrumbar y la única opción que veo es alejarme, irme al medio del Atlántico, a la cima más alta del Tibet, a la profundidad de un Volcán extinto y no regresar hasta que las voces restantes se hallan apagado por completo.


Un consejero y un castigador, una conciencia comprensiva, buena y un recriminador asesino, maligno.

- Tomalo con calma...

- Eso no sirve de nada, aunque es divertido como lo ilusionas.

- Yo confío en él, se que puede.

- Ni con un toque mágico podría...
- No lo escuches, solo quiere confundirte.

- Escuchame, das vergüenza.

- No le hagas caso. ¡Reacciona!

- Quizás si lo incineres te escuche...hasta que muera carbonizado.

- No tiene razón de ser, está siendo ilógico, no lo escuches...

- Unos latigazos pueden servir, o quizás un golpe con una roca.

- Recupera el control de tu cuerpo. Es tuyo.

- Nuestro... nuestro... somos tres.

- Ambos somos parte de tu mente, recupera tus pensamientos... lo que sientes no es más que lo que creas.

- Y ahora vuelves a mentirle...comienzas a caerme bien.

- No pienso moverme de aquí hasta que reacciones.

- ¡Genial! Causémosle una contínua migraña...

- Regresa, vuelve a ser lo que eres...no eras de esta forma...eres el total opuesto...jamás te dejaste caer, no lo hagas ahora...

- Desesperanza... me encanta que también la sientas.

Un Dante y un Sin Nombre...

Sentir el dolor de esa separación del ser más amado, un segundo parto... sentirse desprotegido, inseguro, sin saber a donde diablos pertenecer... al interior, al exterior...LLORAR... ESO ES LO ÚNICO QUE SE CRUZA POR LA CABEZA.

Una dualidad que me destroza los oídos, me ciega, me desgasta el cuerpo... DORMIR... si tan solo pudiera... porque hasta allí soy atacado por las arpías enviadas por ese ser que tiene mi rostro, pero una mirada malévola, cínica, pedante, y que es la encarnación de cualquier abominación que un ser humano pueda tener.


Me arrastro, me obligo a levantarme, a vivir el día... y aún así soy atacado, empujado y obligado por otros a hacer lo que quieren, a estar en situaciones que ellos creen adecuadas -para el resto y para mí
-, a pintarme una sonrisa, a respirar aire que me sabe amargo, helado, insuficiente...

¿No se dan cuenta que no me encuentro? ¿Que así retrocedo? ¿Que ese Sin Nombre gana? ¿Que me pierden? ¿Que YO me pierdo? - Así, así de complicada, espiralada y embrollada es mi cabeza...

Para gusto de más de uno...sepanlo, que el día de hoy, y no se hasta cuando... ésta dualidad que soy, éste Ángelos... está humanizado.



lunes, 1 de septiembre de 2008 |

Estaba escrito así...

"Some things are meant to be..." dice una canción...

Algunas cosas están escritas de una sola manera, y de esa única manera pueden ocurrir...

Me encanta pensar en la existencia del Destino, y se que más de una persona pone el grito en el cielo en cuanto a este tema tan trillado se refiere.

Pero vamos a lo que me interesa puntualmente: las personas que están envueltas en ese bendito destino, el enlace de destinos, de seres.

Muchas personas nuevas se han cruzado este año, creo que cada día, cada persona, cada situación -aunque repetida- me enseña algo nuevo. Hace algún tiempo que tengo otros ojos, otra mirada para con las cosas. Y a veces soy despiadado y duro, pero al instante simpático, molesto y jovial.
Puedo decir que estoy atado a mucha gente y a muchas situaciones, pero muchas -ahora lo sé- no hubieran ocurrido de dar yo el primer paso; a veces me pongo a pensar en el hecho de vivir en otro lugar, con otra situación económica y familiar, hablando otro idioma quizás, comiendo otros alimentos, respirando un aire distinto...
Cada persona es una caja negra, imposible de desmantelar sin la autorización del piloto del avión, entonces... aquí está mi duda principal:

¿Cómo pueden contenerse, entenderse y conectarse dos personas a la distancia si no están sujetos a las mismas características de las que antes hablaba?
¿Porqué a veces encontramos el consuelo en gente que vive a miles de kilómetros?
¿Qué hay de las personas que se nos cruzan en el camino? Aferrarse duele, ¿no?. Pero VALE LA PENA...

Conozco casos de mellizos o gemelos que están más que conectados, pero 9 meses en el mismo vientre creo son la excepción a esta tan complicada situación.

Más de una vez creí encontrar a un igual, a un Ángelos...pero caí en la cuenta que no, que el parecido era enorme, si...pero solo un parecido.



Y ahora, después de una busqueda inconsciente, desde que me reconocí a mi mismo como uno, intenté aplacar la soledad... Pero, esta vez se siente distinto: estoy tras el rastro de otro auténtico Ángelos. Quizás me decepcione de nuevo, quizás encuentre a un igual... Sueño con esa persona, ojalá pudiera verle el rostro, saber su nombre.
O quizás deba internarme en un hospital psiquiátrico, -¿quién sabe?- dicen que ahí la comida es abundante y saludable...

---------------------------------------------------------------
De ilusiones puede vivirse, no por completo claro está -cualquier exceso es malo-, pero sin sueños, metas o sin esperanzas... ¿quién vive?
Siguiendo esta idea, recuerdo uno de los libros que he leído, que reza: "pobre de aquel que viva sin esperanza, porque vivirá una media vida..." y ¡que razón le encuentro!.

Ángelos... me sueño encontrando a otros como yo, que sientan como yo, que no haya necesidad de explicar lo que me pasa -así de complicado como se siente y de simple como se ve-...

Buscando... por ahora.


Ángelos