lunes, 31 de marzo de 2008 |

Permitido...sentimientos.

Las hojas cayeron.
El árbol se seca por fuera,
pero por dentro arde hasta la última gota,
de savia
pura, perlada...
hasta que la Primavera decida volver...

Y la Dama lloró, a oscuras,
porque se sentía un árbol
- será bueno?- se dijo.
... dentro de sí corría su sangre,
lava candente que fluye
de su centro... su corazón.


-----------------------------------------------------------------------
El Otoño y el Invierno me dejan a los pies más que hojas que crujen cuando las piso.
Raramente, en este tiempo suelo pensar más que de costumbre -si es que eso es posible- y cuestionar a más no poder, todos y cada uno de los principios que me hacen persona humana y pensante.
Los días de lluvia me traen momentos de reflexión, introspección y otros "ión" que andan dando vuelta por el mundo.
No voy a explayarme mucho, no estoy en todos mis cabales -dudo que algún día lo esté-, por lo pronto solo dejo constancia de esto...
Me cuesta conciliar el sueño si no lo expreso...


* Solo un deseo: "Ojalá más gente leyera esto..."
Aunque a decir verdad, no llevo una cuenta de quienes entran. Digamos que me dejo llevar por el simple hecho de que -salvo algunos pocos- mis allegados no me comentan ni en persona los delirios que escribo en este humilde sitio.

Ser Escritor... que delirio importante tenía ¿no?


Tenía.... ¿o tengo?

Ángelos

miércoles, 5 de marzo de 2008 |

Sangre de Sacrificio...¿o de Autocompasión?

Extiendes con cuidado los dedos,
consciente en la inconsciencia:
lo sabes, no hay dudas...
...es tu sangre la que se derrama.
Despiertas, agitado, y una mancha carmesí
te saluda desde tu almohada:

la vida se burla, no es su culpa...
...que hagas tan fino el límite
entre sueño y realidad.

------------------------------------------------------------


A veces te encuentras en situaciones que, sin necesidad de que sean de vida o muerte suelen ser asquerosamente molestas.
¿Tuviste que tomar alguna vez una decisión que parecía tenerte entre la espada y la pared?
Tienes mandatos internos, recuerdos, consejos, que vuelven a tu memoria en el instante preciso... en el momento preciso -pero quizás no el adecuado- y terminas dandote la cabeza contra cualquier muro antes de que la espada llegue siquiera a rozarte la ropa.
Intentas no caer en el "haz lo que yo digo, no lo que yo hago..." pero no te resulta nada fácil escapar de sus garras... es tentador.
No importa si esas palabras cruzaron las puertas de tus labios dos, quince o treinta mil veces... eso que te pasa te intenta convencer de que solo te pasa a vos -que el resto no va a entenderte- y que sos un bicho raro venido de vaya a saber uno que planeta.

Odias esperar, lo detestas, deseas que se acabe o que aparezca ya mismo...una chance, eso es lo único que estás pidiendo...una miserable, simple y asquerosa oportunidad de demostrar que por una maldita vez la situación no te maneja.
Pero no, ellos, los "que saben del tema", no parecen notarlo...descrees de todo y todos, y no hay quien no entre en tu nueva -estúpida, tentadora y enceguecedora- teoría de sabotaje a tu tan pulcro accionar, intentando desbaratar tu tan empinado ascenso...que no estás muy seguro de si asciende, está en la misma línea de siempre o hace rato que viene descendiendo...

Y antes de darte cuenta, estás mirando si traes un cartel que reza "IMBECIL" pegado en la espalda o en la frente...

Luego se te pasa, pero los halagos salieron de tu universo... ya no crees ni los que son inocentes y bienintencionados, "los que saben" te malcrían, te hacen creer que el halago no es más que una asquerosa forma de retenerte pero...

...¿y si lo fuera?


¿Dificil no? ¿Demasiado rebuscado? Bien, imaginen lidiar con todo eso durante meses...
No, por favor no vayan a creer que me siento incomprendido por el mundo... ya no... hace años que no.
Tampoco soy un Santo ni un Mártir, pero como podrán ver -o leer, como gusten- tengo a mi manera jeroglífica de pensar MUY en mi contra...

Opiniones... abiertamente las escucho.


Gracias... son bienvenidos cuando gusten.

Ángelos