miércoles, 24 de diciembre de 2008 |

Balance

A veces lloro al pensar en este año, en todas las cosas que perdí, las que se me cayeron al vacío, las personas que sin dejar de existir, dejaron al menos de formar parte de mi día a día.
Y este bendito año 22 que haciendo gala de su significación fue ilógico, una total y absoluta locura.

A veces no me entiendo cuando escribo, no hasta unos días después cuando releeo lo que dejé plasmado, es como ver caer una fruta madura, y creo que este año tuvo (y aún tiene) mucho de eso... -los posteos en este sitio pueden dar fe de ello- sin dejar de que la Sudden Inspiration (la inspiración repentina, en castellano de humanos normales sin locura) maneje mis manos, mis dedos y haga que exprese ni más ni menos que lo que quiero decir... justo desde el corazón.

A veces creo estar siendo muy permisivo con algunos, muy injusto con otros; a veces creo que le doy demasiada importancia a cosas que no la tienen, y actúo muy infantilmente con otras...

A veces... siempre es "a veces"... nunca logro ser una cosa o la otra...
(comienzo a creer que nadie puede)

NI CONFORMISTA, NI INCONFORMISTA; NO HAY BLANCOS, NO HAY NEGROS... (a esta altura creo que hasta los grises deben de parecerme colores imposibles).

(en este momento mi lista aleatoria del reproductor de música me regala una canción de Ludo, como para que respire... y lo hago)
...

Este año estuve a punto de caerme, al abismo, a uno vaya a saber donde. Fue un derrumbe colosal, estar en el ojo de la tormenta, con el agua hasta el cuello... y podría seguir diciendo mil frases, pero prefiero agradecer a todas esas estacas y soportes humanos que no me dejaron caer, que me andamiaron, que me sostuvieron con fuerza, que me largaron el salvavidas a tiempo... porque gracias a ellos llegué acá, a la playa, al lugar seguro, cálido y envidiable para quienes viven en la amargura y en la molestia diaria al resto.


Puedo haber sido estúpido, irónico, frío, desalmado, desinteresado... pero todo eso se termina el 31 a las 12... el año 23 está por empezar... y como diría alguien que conozco... "HAY QUE SURFEAR LA OLA ANTES QUE TE PASE POR ENCIMA..." y este año nuevo voy a volver a surfearla, el 2008 lo dejo atrás, fue una tormenta que duró DOCE LARGOS MESES... pero no la voy a dejar que dure un solo día más.

A veces lloro cuando pienso en la gente que se perdió sola -¿debería volver y ayudarlos?-
... y a veces lloro por llorar... cuando el reloj marca las 12, brindo... retengo un poco las lágrimas, camino solo, hacia un lugar separado, oscuro... miro el cielo... y le hablo a Dios... le hablo palabras y digo plegarias que solo él y yo sabemos...

Y mi año nuevo empieza, vuelvo a la mesa familiar distinto... siempre un poquito mas maduro, algo lloroso, si ...pero vivo.

Adios 2008 - más de uno habrá de respirar tranquilo-...

Feliz Navidad y que el 2009 los encuentre a todos mucho mejor que antes...

Ángelos
domingo, 21 de diciembre de 2008 |

Sueño Azul: Venganza a Morfeo.

Desperté sobresaltado y arrugando los ojos salté de la cama; era uno de esos sueños que se recuerdan de cabo a rabo.... no podía perderlo... tenía que analizarlo... tenía que vengarme de él.

------------------------------------------------


Recorrimos un largo camino los cinco, Natanael, León, Ella, Ezequiel y yo. Encontramos el lugar adecuado y nos sentamos enfrentados sobre las maderas gastadas, haciendo bromas nos dedicamos cada uno a lo suyo. Recuerdo haber sentido el codo de León empujandome como bromeando, sabía que si yo estaba jugando y me distraían, me era cuasi-imposible volver a concentrarme. También noté como los ojos de Ella estaban posados en los míos, como intentando descubrir que escondía.
Fue la primera en bajar las cartas, León fue tras ella. No recuerdo haber visto que Natanael o Ezequiel bajaran el juego, solo recuerdo al primero burlándose de mi, inocentemente.
De repente me encontré desnudo frente a ellos, así que en lo que tarda un pestañeo bajé de donde estabamos y me alejé, medio corriendo medio arrastrándome en la oscuridad.
Cruce una puerta que no tenía picaporte; la luz, -ya afuera- se colaba nerviosamente por debajo de la puerta, formando cerca del suelo una difuminada línea brillante. De alguna extraña manera conseguí una
manta, me cubrí por completo de la oscuridad y la desnudez y tomé una posición en cuclillas, casi fetal.

Sentí que sabía lo que tenía que hacer, mi voz se volvió más aniñada a medida que hablaba...

"Mago azul, ven por favor

ayuda a este jóven, amigo de color..."




El brillo azulado se hizo notar y salí de mi escondite. Allí estaba con su sotana y su capucha, ambos de un color entre grisáceo y azulado. Se descubrió el rostro y para mi sorpresa, que esperaba un El, resultó ser una Ella. Algo no estaba bien.
De todos modos decidí pedirle ropa; no tenía el juicio desarrollado, ya no era un adulto, sino un niño que apenas pasaba los 6 años.

Otra figura apareció en la penumbra, me acerque a ella, de alguna manera la sabía onfensiva. Era mi propia hermana, la del mundo real, de carne y hueso. Tenía los brazos en jarra. Se la veía enojadísima.

Intenté dar explicaciones de lo ocurrido, de la aparición y actual presencia de la bruja, que a unos metros esperaba vaya a saber yo qué, en silencio...


... y me sentí elevado.


Morfeo me alejó de allí antes de que siguiera inmiscuyéndome en mi subconsciente, que claramente suele tornarse jeroglífico a veces...
A contratiempo escribiéndolo, vengándome del Dios del Sueño de esta forma, trayéndolo a mi realidad, sin omitir el más mínimo detalle.


Ángelos

jueves, 18 de diciembre de 2008 |

La Tercera Opción

Un dia alguien me preguntó:
- "Quisiera saber, ¿te considerás conformista o inconformista?"

Mis labios se alargaron en una sonrisa de esas que muestran un poco los dientes...


- Ni lo uno ni lo otro... yo... yo
tengo metas...

SIEMPRE hay una tercera opción.





Dedicado al Galle, Señor en la foto, del otro lado del Gran Charco.

Te quiero hermano...








Ángelos
miércoles, 17 de diciembre de 2008 |

10 simples pasos para arrojarse A UN POZO


1. Busque uno, ¡los hay por todas partes!, en obras de construcción, en las ciudades, en el campo... los encontrará donde menos lo espera, quizás a la vuelta de la esquina.
2. Asegúrese que es lo suficienteme profundo (entre 11 y 30 metros de profundidad). Si excede estos parámetros... mejor.
3. No manche esa idea tan liberadora con algún mensaje o carta advirtiendo lo que va a hacer, prohíbase que el resto intente disuadirlo de lo contrario.
4. Vístase para la ocasión, use la ropa que más le guste.
5. Lleve consigo sus documentos, así pueden reconocerlo posteriormente.
6. No olvide cancelar sus deudas antes de hacerlo, no debe dejar asuntos pendientes que luego deban burocráticamente resolver sus allegados.
7. Deje atrás todo. Piense que es por un bien (el de muchos).
8. Regale sus posesiones más valiosas a la gente que en verdad lo necesite, no elija gente conocida.
9. No lo piense dos veces... ¡no queremos que se arrepienta!
10. Arrójese. (Libérese y liberenos). Durante la caída puede elegir golpearse con cuanta roca encuentre sobresalida, intente magullarse o quebrarse todo lo más posible, sangre cuanto guste...


* Optativo: en caso de no encontrar un pozo, bien puede hacerlo desde un acantilado o un edificio.

Gracias por leernos, que tenga una feliz e interesante caída.

Equipo de Redacción de Diario del Angelos
-------------------------------------------------------

Si, lo sé, es extremadamente morboso y desubicado el posteo... pero satirizando me gusta hacer entender a ciertas personas que la mejor opción que les queda... es arrojarse a un pozo.
La filosofía del "vivir y dejar vivir" al parecer molesta a mucha gente, y a mi la verdad que la paciencia ya se me agotó, y hasta se la debo a la vida (el medidor debe andar en -40) más allá de mi voluntad.


Basta de querer arruinarle la felicidad a las otras personas,
DEJEMOS QUE EL RESTO VIVA EN PAZ...

Hasta ahora estuve muy pendiente de gente que ni siquiera me tenía en cuenta... eso de creer que todo el mundo puede cambiar, todos pueden ser buenos... se terminó. Y sé que muchos (aunque no me lo digan) van a tildarme de bélico, de ignorante, de frío... ME IMPORTA UN BLEDO. La gente que tiene que estar, está... y los que no... les recomiendo releer el comienzo de este posteo, pueden encontrarlo altamente viable.

----------------------------------------------------------------

Voy a decir adiós y cruzar los brazos
no voy a mirar atrás,
por más fuerte que sea el lazo
ya hubo mucha paciencia
gastada y reciclada
para mucha gente necia
que se cree portadora
de la verdad y la ciencia.



Y ahora camino lento
con paso firme y dolor,
mucho dolor en el pecho,
pero hay doctores por el mundo
dispuestos a curar enserio
y hacer lo imposible y más
para que recupere el sueño
en esos dias en que al suelo
me caigo y, por más que quiera...
...intentando mil y un veces, no duermo.



Gracias a aquellos que me leen, y aún sin comentar acá... me hacen llegar sus opiniones.

Ángelos
jueves, 11 de diciembre de 2008 |

Decepciones y Alegrías



"A veces tratas con ganas pero las cosas no salen como esperabas..."-
Lilo y Stitch, de Disney.


Puede sonar gracioso por la película, pero esa frase involucra a los personajes en una situación que se les escapa de las manos, de su control. Y si bien luego lo resuelven me gustaría detenerme en el punto de la decepción, del momento en que caemos en cuenta de que lo real es distinto a la realidad.
Si, lo sé, parece redundante, pero el primero es sólo un fragmento del segundo: la parte que captamos, aquel que decidimos aceptar como nuestra visión del mundo que nos rodea.
Bien, con esto voy al hecho de que en los últimos días me he encontrado entre espadas y paredes, y hubo una que (sin esperármela, así, de improviso) me atravesó el estómago. Me decepcioné mucho de alguien que amo con mi vida, y ese dolor es...demasiado para ocultarlo.
¿Porqué mentir?¿Qué necesidad?
Engañar es más fácil para algunos que aceptar que están embarrados hasta el cuello. O quizás culpar a alguien más...¿no?












Y por otra parte, este asunto del balance de la vida me gusta,
¡hasta parece que funciona!.
"Una de cal y una de arena" (entre nos, nunca supe cual de las dos era la buena).
He tenido sorpresas, alegrías por personas que se abrieron a mí -o hicieron que pueda abrirme ante ellos (Gracias Belu... Gracias Lucho...)-, y también hubo situaciones que se han dado sin aviso.

Hay una gran lección que la vida me dejó este año: las decepciones son necesarias, son piedras, obstáculos, pruebas que nos parecen imposibles; las alegrías -de igual importancia-, son manos que ayudan, inyecciones de adrenalina, un poco más de aire puro.

Esperarlas... es en vano.
Generarlas... ahí está la clave. ¿Cómo?
Caminando, aún cuando sepamos que el sendero por recorrer está minado de piedras; porque al caminar atraemos todo lo que viene de todas maneras hacia nosotros, pero no nos encuentra con las piernas cansadas, sino ejercitadas, fortalecidas.

Podrán caerse todos mis santos
de sus pedestales,
crecerán mil semillas, romperán la tierra
hasta llegar a ser árboles.
Podré sangrar y caerme,
pero aún sin deidades
o árboles que me acobijen,
caminaré sin pausa...
...en dirección al horizonte.

11/12/08

Ángelos
viernes, 5 de diciembre de 2008 |

Un umbral dificil de cruzar...

Cuesta crecer, duele crecer
No me puedo equivocar
El sol está tan cerca
Alguien sabe cómo es
Esto de caer, caer, caer.

Cuesta empezar, duele empezar
Soy una parte de todo
Y todo está tan mal
Alguien sabe dónde está
Esa luz, esa luz, esa luz.

(...)

Cuesta seguir, duele seguir
Mañana que será de mí
Otro amanecer para nacer
Quién me pondrá las alas
Para volar, volar, volar.

Cuesta creer, duele creer
Qué está bien o qué está mal
Mi corazón es la verdad
Dame tu mano para caminar
Hacia el amor, amor, amor....
----------------------------------------

No tenía planeado hacer un posteo, y mucho menos tomar una letra para empezarlo, pero creo que con lo que ha venido pasando en mi vida... esto de planear las cosas solo lo voy a dejar para el ámbito académico.
Esa letra tiene su función importante, no es un mero agregado; sino que expresa algo de lo mucho que he estado sintiendo en este tiempo lleno de cambios, vadenes, caminos sinuosos y sorpresas por doquier.
Me costó entender un montón de decisiones que tomé de repente, como sin pensar, ni más ni menos que por el bien de los míos... y de mi mismo.

El hecho de recordar muchas cosas de mi infancia que creía perdidas, de ver como mis hermanos menores ya no son tan chicos, de ver a mis padres esforzandose y que les cueste cada vez más hacerlo -toda una vida de esfuerzo, y aunque estén cansados siguen, sin dudarlo-.
Mis hermanos mayores y yo dando lo mejor de nosotros para transformarnos en adultos responsables -o más bien YO intentando transformarme en uno-... que tarea molesta, necesaria hasta las muelas, inevitable.

¿Cuántas veces cuando era chico soñaba con "ser grande", para manejar, ir al trabajo vestido de traje, volver y que mi mujer -madre de mis hijos- me esté esperando con el delantal y la comida preparada, un perro que me reciba con un ladrido, y mis hijos sentados a la mesa, peleándose por cual de sus robots de juguete tiene más poderes, es más resistente, puede ganarle a los otros...?
¿Soñar? Cuando uno es chico para soñar no se necesita ni siquiera cerrar los ojos, para ser pájaro, o avión, o ser grande como una montaña... Y cuando estás en el medio del camino, a una baldosa de ser culpable de tus propias caídas, el único responsable de tus triunfos, a tres pasos de que todos sepan que sos un adulto... no tenes mejor idea que mirar para atrás...
"Que lindo que era eso, todavía está ahi... ¿y si vuelvo? Sólo un rato más..."-pensás.


Hace poco más de 15 años (ahora me doy cuenta) la vida nos puso, a mis hermanos mayores y a mí, una prueba muy difícil en las manos; una responsabilidad que -aunque no estaba a nuestra altura en ese momento- tomamos con decisión, con firmeza... y eso nos cambió la manera de ver... fue un crecimiento que no buscamos, pero que gracias al cielo nos llevó a ser lo que somos hoy en día. Pero ahora, ahora que tengo en frente una puerta, y que soy consciente que se va a cerrar al instante en que cruce el umbral, no termino de entender por que demonios no quiero cruzarla, y me pongo un traje de cobarde, de melancólico, de adolescente mitad indeciso mitad niño...


CORAJE...

" Será cuestión de tomar los bártulos, respirar hondo y cruzarla... confío ciegamente en que ese niño hiperquinético y sonriente encontrará la manera de colarse antes de que la puerta se haya cerrado por completo... y me siga a hurtadillas, para que cuando mis piernas flaqueen, me de un poco de su alegría, su fuerza y sus esperanzas...y no me caiga, sino que siga de pie, en el camino que Dios y el bendito destino tengan reservado para mí..."


Ángelos
miércoles, 3 de diciembre de 2008 |

La Vasija

Es sistemático. Ni bien mi cuerpo comienza a sentirse extraño, no tan alegre (y es de noche)... los engranajes de mi cabeza comienzan a girar. Puedo claramente escuchar una voz que pide: "Por favor, salga a caminar, estamos teniendo dificultades técnicas. Muchas gracias".

Anoche mientras caminaba en penumbras y de madrugada, pensé mucho, siempre hay algo para pensar, TODOS tenemos algo en que pensar (o un alguien, quizás más).

Recordé que hace unos años atrás me propuse no mirar para atrás pase lo que pase, u oiga lo que oiga... no iba a voltear... - y así, entonces, vencí mi miedo a la oscuridad-.

----------------------------------------------------------
Pasos de Notas Nocturnas

Me gusta la ciudad cuando es de noche,
me gusta porque enmudece hasta a mis pasos,
y solo el piano acompaña mi andar,
sonando en mis oídos, acariciando,
haciendome sentir, al fin, relajado.

¡Ay querido Ludo!
Tus melodías me elevan, me difuminan,
arrancan mis penas, las exterminan,
cada nota, cada segundo
al escucharte me inspira
a no ser sólo yo, en mi cuerpo
sino un héroe, sobrehumano
capaz de rozar mis deseos con las manos.

Me gusta la ciudad cuando es de noche,
por eso regreso a casa con prisa,
la luz del sol gana terreno a los faroles,
y mi vasija de penas ya se encuentra vacía.

2/12/08 - 06:08 am



----------------------------------------------------------

La vida sigue, y el camino recorrido ya no forma parte del "por recorrer".
Y en ese camino, yo me pregunto...¿cuántas veces habremos llevado el cántaro a la fuente?
¿Se habrá roto?¿Estará agrietado?


Y si se parte al medio, o pierde un asa, ¿tendremos la fuerza para repararlo?... Habrá que ponerse el traje de alfarero... y hacer lo mejor que podamos.

Llenar el jarro depende de nosotros...elegir si dentro le colocamos vino, agua o hiel. Si lo compartimos, si lo bebemos todo, o si dejamos alguna reserva para los tiempos de sed.
Yo, por ejemplo, he permitido que una grieta vacíe lentamente el mío. Y aún cuando podría haberla arreglado, seguí colocando cosas de las que debía desprenderme.

El contenido y las condiciones de la Vasija es elección nuestra... así como la espalda que debe cargar con ella.

Ángelos
martes, 25 de noviembre de 2008 |

Decisiones y vorágines



" No son las debilidades las que demuestran lo que somos, sino nuestras decisiones " - Albus Dumbledore.

----------------------------------------------
Si, lo se, es un personaje de ficción. Pero JK, la autora, no lo es. Ésta frase la estuve rastreando de atrás hacia adelante en esta saga de libros tan famosa e importante para mí, que es Harry Potter.
¡Cuánta verdad puede leerse en esas palabras!

Me puse a pensar en cada una de las veces que fui débil, que caí ante el dolor, ante otras personas, ante las mentiras y engaños de otros...ante mis propias mentiras. Pero seguido a eso, traje a mi mente las veces que yo decidí, para bien o para mal, el rumbo de mi vida. He sido bastante criticado, la verdad... pero sigo acá. Y si estoy vivo y respirando es porque decidí lo que decidí, porque mis padres decidieron cuidarme, cuando podrían haber decidido no hacerlo; porque mi maestra de jardín me dio cariño y me enseño de los valores (al igual que algunas de sus sucesoras) porque era su decisión; porque hubo gente que me hirió en lo más profundo, haciéndome -sin saberlo- sentir la felicidad y la dicha con mucha más fuerza, disfrutarlas a cada segundo; porque el negocio del amor me dejó en este anden; porque una vez...hace algún tiempo atrás alguien destruyó mi burbuja, donde yo había decidido encerrarme...

Las vueltas de la vida pueden ser innumerables... hay otra frase (no recuerdo de donde la saqué) que dice: "Uno agacha la cabeza y gira en una vorágine... y un día se pregunta ¿cómo llegué aquí?". De más está decir que esa vorágine puede tomar velocidades de Brisa, Tormenta tropical o Huracán ...sólo que la decisión de mover el interruptor no es tan perceptible...aunque es nuestra.

Parece como si hubieran pasado años desde que empecé este sitio, no recuerdo bien lo que me movió a hacerlo la verdad (debería revisar el primer posteo), pero tengo fijas las metas...

Aquel día decidí... decidí que todo iba a ser distinto... decidí usar lo que creo y lo que siento...para ayudar a frenar volteretas que marean...y poder apoyar los pies (del resto, y los míos) en la Tierra.



Ángelos
viernes, 14 de noviembre de 2008 |

En la mano...

Quise sostener el sol con mis manos...
y ahora tengo quemaduras de primer grado,
y ampollas que me recuerdan
que las estrellas del cielo no se deben tocar.


-----------------------------------------------------------

Creer que se tiene el mundo en la mano, ese es un error muy común en nosotros. En mí.

"Maldito Karma" - esa frase la he repetido hasta el cansancio en estos días..."Me lo merezco" - susurro.

"No seas idiota, vos sabés que podés... poné la mente en blanco" - contraataca Dante.
(todavia dudo que hace conmigo... podría borrarse, pero sigue ahi... SIGUE ACA).

"No cometas autosabotaje contra vos mismo" - Mauro, mitad amigo, mitad hermano mayor.

"Llora, llora si hace falta..."- Galle, mitad lejos, mitad apoyado en mi hombro.

"En el mundo de los ciegos... el tuerto es Rey..." - Sebas, Rey con todas las letras, integrante del Triunvirato.

"Juan, pensa con calma, no te enrosques..." - Eze, integrante del Triunvirato, ya un hermano.

"Te tiene que chupar todo el izquierdo..." - Fer, un hijo a veces, un hermano mayor otras...único.

"¡Que se vayan todos al carajo! ¡Vos hace tu vida y que el resto se mate!" - Lucho, último integrante (pero no menos importante) del Triunvirato, directo, leal.

A veces puede pasar que no sepa donde estoy metido, o que esté ampollado hasta los pelos...o ahogándome en un vaso de agua. Pero ellos están ahí para meterle el hombro a la situación, para hacerme dar cuenta que cuando quiero soy muy deprimente.
Ojalá encontrara una frase en este momento de Diegote...(te pido disculpas por eso hermano) pero se que estás siempre, lo tengo muy presente.

A veces no me encuentro en el hemisferio sur
parece que se me olvidó el hemisferio norte
mi brújula no marca, ni da vueltas
y AHI es donde, cuando yo estoy perdido y sin comida...
...AHI...cuando debe ser...hermanos
...AHI entonces ustedes me alimentan.


"Tener a Dios agarrado de las patas no se puede..."- diría mi abuelo, que ahora está con él.

Y mi abuelo tenía (y tiene) toda la razón... pero hay gente que te hace sentir que estas en sus manos... subiendo... y no cayendo irremediablemente a pozos sin fondo.

Ángelos


domingo, 9 de noviembre de 2008 |

Púas...


En el tocadiscos a veces la púa saltaba de su lugar, un molesto sonido perforaba nuestros oídos… e irremediablemente, la canción no seguía sonando…






Tan solo

Sabes, alguien me dijo ayer
que cuando te deshaces de un amor
actúas como si no te importara
parece como si te fueras a algún lugar.

Pero no puedo convencerme
no podría vivir con nadie más
y solo puedo jugar este rol,
sentarme y a mi corazón roto curar,
tan solo.

Tan solo, tan solo, tan solo
Tan solo, tan solo, tan solo
Tan solo, tan solo, tan solo
Tan solo, tan solo.

Nadie ha tocado a mi puerta
por mil años, quizás más
todo está listo y no hay adonde ir…
bienvenidos a este unipersonal.

Solo tomen asiento, siempre están libres,
sin sorpresas, ni misterios.
En este teatro, al que yo llamo mi alma
siempre juego el rol principal…tan solo.

Tan solo, tan solo, tan solo
Tan solo, tan solo, tan solo
Tan solo, tan solo, tan solo
Tan solo, tan solo,
Tan solo,
Tan solo, tan solo, tan solo
Tan solo, tan solo, tan solo.

Me siento solo, solo, me siento tan mal
Me siento solo, solo, me siento tan mal.


La música a veces nos lleva a lugares inesperados, a otros que no queremos ni recordar, hacia tantos que queremos volver… de eso se trata su magia.

En la traducción de este tema de The Police, le puse algunos toques de mi autoría, así que pido disculpas si no es hecha y derecha.


Después de haberla escuchado unas 555 mil veces (de a ratos seguidas, de a ratos tarareándola) le he encontrado un sentido distinto a las canciones, gracias a ésta. Hay que escuchar cada palmo de pista, una, dos, diez veces antes de decir que cuernos nos intenta expresar el autor… porque hasta en las canciones más comerciales –al igual que en los libros de Literatura de Inodoro (gracias Samara)- puede encontrarse alguna parte rescatable, algo que nos enseñe… así sea el mero hecho de no repetir errores, no comprar nunca más un libro de ese autor, o cancelar las descargas de la música que tanto tiempo nos costó encontrar antes de que nos arruine los oídos.


A lo que voy es, que estaría bueno que logremos transformar esas experiencias de las cuales nos hablan las canciones tristes en energía positiva, y no sentir tanto rencor, resentimiento u odio…


Duele alejarse de todo aquello que nos costó esfuerzo, de todo eso que nos trajo felicidad…¿que sentido tiene el dudar de los sentimientos que alguna vez tuvimos porque al final todo terminó de una manera que no era la esperada?¿No es mejor aceptar lo que ocurrió? Con pérdidas, con malas rachas, con despidos, con alejamientos… OBVIO QUE DUELE… y duele tanto igual el tener que alejarse, el dejar de hablar con alguien, el darse cuenta que las personas a veces siguen un camino separado al nuestro…por más que hayamos estado a su lado TODA UNA VIDA…

Bendito sea Einstein que dijo que el tiempo es relativo… Y volviendo a las canciones: una pista dura cierta cantidad de minutos y después…viene otra ¿no es así?


" La siguiente pista empieza siempre cuando la presente termina…y la púa puede saltar mil doscientas veces…pero ya no vuelve al mismo lugar."


Ángelos
domingo, 26 de octubre de 2008 |

De rayarse... terminar cuadriculado.

Esos días de furia
donde lo malo nos azota

y lo bueno, cruzado de brazos

nos mira de lejos, festejando

y alentando al primero

a volver a agitar el látigo.

------------------------------------------------------

A veces soporto la mala interpretación de la gente acerca de lo que digo, y ojo, que no me refiero via e-mail, o esta página de internet ni nada que se le parezca. Está establecido de manera implícita que usar esos medios para comunicarse -benditos sean los mensajes de texto- puede dar lugar a malinterpretaciones.

Pero ¿qué hay del face to face, del decir las cosas a la cara?

Creo que lo más gracioso de ver en esas situaciones deben ser mis expresiones; me cuesta horrores ocultar mis caras de "¡ah...vos no entendiste un carajo!, seguidas del muy conocido "Bueno...", mi ceja izquierda levantada y como siempre, el darme vuelta y seguir caminando, ya que el reloj sigue corriendo.
Lejos de tirar la piedra y esconder la mano, si hago una recopilación, un mea culpa, yo también he tenido mis rayes -de ahí el título-, me he vuelto a cuadros, escoces era el tono de mi piel de lo mucho que me enojaba. Pero en el tiempo verbal está mi salvaguarda: "ENOJABA"; que bien se siente decirlo, verlo, sentirlo como es... una realidad.


Aprendí de mil y un cosas a llegar a la bronca y no ir más alla, a procesar el momento, a agachar la cabeza y repensar "quizás no es lo que entendí...". Al otorgarle la duda ya dimos un paso importante, y yo aprendí a avanzar a tiempo.
Tomar las cosas con calma, contar hasta 10, 20, 100... respirar hondo y cerrar fuerte los ojos SIRVE.
Darnos cuenta que rayarnos lo único que hace es restarnos tiempo, tranquilidad, para sumarnos problemas de gusto (y alguna que otra arruga).
Cuesta mucho desapegarse de ciertas preocupaciones -hablo con conocimiento de causa, vivo preocupado por el resto, pero eso está cambiando hace algún tiempo-, cuesta entender que ser políticos no es ser falsos, que tener un mínimo grado de egoísmo sirve para dejar que quien malinterpreta se busque su propia explicación porque las nuestras no tienen porqué ser usadas.
NO GASTAR PÓLVORA EN CHIMANGOS, dejarlos que vuelen, que ya vendrá un ave de rapiña más imponente a recordarle que en el mundo no es más que un simple canario.

Y si por casualidad, destino o como quieran llamarlo, nos toca ser ese carroñero que le demuestre con un zarpazo que adentro lleva viceras como todos los demás -y no oro líquido-, recordemos ser misericordiosos... dejémosle aunque sea dos o tres plumas, para que pueda volar.


Ángelos
lunes, 20 de octubre de 2008 |

Enfermo: ¿Ser o no ser?

Quien este libre de pecado que arroje la primera piedra,
quien sea capaz de juzgar a otros, solo por tomar otros caminos,
que se atenga a las consecuencias.

Que cada vez que apuntemos con el dedo a alguien que es diferente

se nos caiga la mano, el brazo... que el karma nos alcance...

(escrito por mis propios dedos en este mismo momento, así, sin pulir... con MUCHA bronca)
---------------------------------------------------------------

ENFERMO
.... eso suelen decir... ESTAS ENFERMO...

¿Pero quién sos para decirle a una persona que está enferma?¿Porqué no cuidas lo que decis?
Hoy a uno de mis amigos más cercanos lo trataron de enfermo, solo porque eligió algo fuera de lo común, porque eligió tener relaciones sexuales con hombres además de con mujeres.
Entonces yo me empecé a preguntar que tantas "enfermedades" abarca la suciedad que tiene esa palabra, porque desgraciadamente me he tenido que topar con ella mucho mas de lo quisiera en estos últimos meses.

A ver... voy a citar una frase de Wikipedia que pueden encontrar en este artículo (link
Wikipedia: Enfermedad):

"Generalmente, se entiende a la enfermedad como una entidad opuesta a la salud, cuyo efecto negativo es consecuencia de una alteración o desarmonización de un sistema a cualquier nivel..."


O sea que ser distinto es ser anormal, desarmonizado, negativo, no saludable y está mal...-no me confundan eh, comparto la definición, no así el uso que se le da a ella-.





Estoy harto (porque por otras circunstancias yo también fui insultado con esa misma palabra) que se use ese término... me molesta mucho más que si insultan a mi madre, que de por si es algo que ya me predispone en fase violento y sordo -dos cosas fueras de mi naturaleza... o al menos de mi naturaleza diaria-. Este asunto me sobrepasa, porque va más alla de sentirse o saberse enfermo... es la cuestión de la discriminación, de la superioridad lo que en realidad me saca de mis cabales, de mi normal estado de tranquilidad y buen ánimo.

Entendamos esto, si una persona es tu amigo... te acepta con tus elecciones, con tus virtudes, tus defectos, tus cosas similares y distintas, con tus rajes, con tus ganas de abrazar o tus ganas de mandar todo bien a la miércoles, de quedarte a pelear y gritar en el momento o de irte bien lejos y volver más tranquilo, con las cosas pensadas en frío...BASTA de esa gente que te trata de enfermo a la primera de cambio...

Y a vos te digo, sabés que por vos estoy escribiendo esto... vos quedate tranqui, que quizás yo no diga nada, quizás me cueste horrores y hasta quizás algún día cuando te decidas (o te des cuenta de lo que hiciste) te perdone...
Lastima que yo perdono... pero no olvido.




Nota: iba a poner un posteo distinto hoy, acerca de lugares, sueños y planes futuros... pero por ahora tendra que esperar...

Hasta la próxima gente... ya volví.
POR COMPLETO.

Ángelos
miércoles, 15 de octubre de 2008 |

Shhhhhhhhhhhhhhhhhhh!

Hay cosas de las que es mejor no hablar,
otras de las que irremediablemente se termina hablando,
y otras de las que se habla cuando llega el momento.

-----------------------------------------------------------------


- Entre las primeras siempre englobo todo aquello que tenga que ver con personas que no me hayan hecho bien, me hayan traicionado o quizás yo les haya complicado sus cosas, la existencia, los días.


- En el segundo grupo está todo eso de lo que tan imposible -y parece redundante- se me hace hablar.
. Nos juntamos a cenar con compañeros del Instituto... hay que hablar de eso.
. Salgo a tomar unas cervezas con compañeros de trabajo... pues del trabajo se habla.
. Tengo gente que conoce y comparte en parte mis experiencias pasadas y presentes... siempre salen a colación esos temas, es irremediable.


- Y me queda este tercer y último grupo en el que creo correctamente englobar a los sentimientos, a todo eso que sale cuando debe salir, sin ayuda de palabras pedigüeñas, como los "¿qué te pasa?" o los "dale, ¡contame!" -les aseguro que en este área soy un as de la molestia, a veces no me doy cuenta de lo insistente e impaciente que puedo llegar a ser- aunque...aprendí a leer a ciertas personas lo suficiente como para no molestarlas con palabras, ya que a veces hablar en una situación donde debe haber llanto de una parte y abrazos y caricias de otra, o sobreentendimiento, puede ser perjudicial; pero en completo silencio... todo es más fácil si no se formula ni el más bienintencionado de los cuestionamientos.

A veces uno quiere hablar de las cosas -sean propias o ajenas-, necesita expulsarlas del cuerpo porque se asemejan al pus, y mi madre me enseñó que el pus no es bueno, que si no sale por si solo... hay que obligarlo a salir. Las heridas que nos puede hacer una palabra, una frase, lo que sea que nos hayan dicho o no nos animamos a decir pueden tomar dimensiones mucho mas allá de nuestra imaginación. ¿Cómo puede reaccionar alguien a quien intentamos herir verbalmente? ¿Nos preocupa realmente si lastimamos o no? ¿Nos alegramos al ver como el ánimo de la otra persona cae a pedazos al piso? ¿Intentamos suavizar aquellas palabras que sabemos van a caer mal? ¿Entendemos el verdadero sentido de lo que se nos dice... y de lo que decimos?


Mi manera de hablar de ciertas cosas es testear el "terreno", preguntar, suponer, sugerir... ir de a poco. Aunque no creo que sea bueno ventilar nuestros pensamientos a diestra y siniestra, creo que si no encontramos la persona indicada no nos queda otra que inventárnosla... aunque SIEMPRE HAY ALGUIEN CON QUIEN HABLAR...(a menos que estemos en medio del Amazonas junto con las anacondas y los mosquitos, claro está.)... solo es cuestión de establecer la base, los cimientos seguros y fijos del tema a tratar... y no apurarnos en construir la estructura... tardar lo que se debe, porque como lo dije al principio... se habla cuando llega el momento.


" Vuelvo... con rumbo incierto, a paso lento... acercándome a aquel que algún dia fuí... pero ya no siendo el mismo..."

Ángelos
jueves, 9 de octubre de 2008 |

Furia

Por cada vez que no digo lo que debo decir
por cada vez que no pienso antes de actuar
por cada vez que hablo de más
por cada vez que niego mi estado
por cada vez que no escucho un consejo
por cada vez que me da rabia lo que pasa
por cada vez que me dan ganas de romper todo
por cada vez que me guardo una sonrisa
por cada vez que no pido perdón
por cada vez que tiro la culpa a un costado...

...por cada vez que me callo
cuando debería estar gritando.

Furia CONMIGO MISMO...


Amigo, hoy te crucé y hablamos... y me di cuenta que volví a ser el de antes, el que siempre se reía, pero también el que prioriza al resto y esconde, aleja y retiene el llanto.
Un tesoro maldito que me guardo para cuando no hay nadie al lado...



My Immortal - Evanescence



" Hay un lugar al que me voy... cuando estoy triste..."

lunes, 6 de octubre de 2008 |

Un bunker especial...

"Estoy sentado en el baño, a oscuras, esperando que me llegue el sueño. Me servía cuando era más chico... Pero crecer duele... y también te quita el sueño..." - Mensaje enviado una madrugada cercana.
-------------------------------------------------

No tengo muchos recuerdos de mi niñez, y aunque hay una explicación con doctor -y anestesia de más- de por medio todavía algunas cosas sobreviven al paso de los años. Muchas fueron las veces que la fría superficie del suelo y las paredes del baño, aún cuando le tenía un miedo paralizante a la oscuridad, atraparon mis lágrimas en silencio y me dieron un refugio seguro para mis penas. Puedo decir con seguridad absoluta que es el lugar que más extrañé cuando mis padres decidieron que debíamos mudarnos. Pero la casa nueva traía también un baño "limpio", sin marcas ni lágrimas mías... y no tarde mucho en aclimatarme al nuevo ambiente. Recuerdo un dolor muy grande -abdominal y completamente real- que el contacto frío de las baldosas me quitó. Siempre tuve ese bunker de secretos ahi, al alcance de mis manos, y la verdad no dude en usarlo.


En una época de mi vida, que duró algo de dos años, estuve alejado, sin necesidad de confesar mi dolor en ningún lugar, pero la vida nos pega lo suficiente como para derribarnos de vez en cuando. NADIE que conozca está todos los días de su vida feliz, la tristeza es tan necesaria para poder valorar la felicidad como el agua es importante para que vivamos...


Levantarse es una obligación, pero solo puede levantarse quien ha caído antes... Salir a nado del llanto... llenar el pozo hasta el borde, y si el dolor o los problemas nos hacen pesados, pedir una mano amiga nunca está de más... siempre hay alguien dispuesto a llevarnos a la orilla, hasta arriba, o al borde...sea que nuestras lágrimas formaron un arroyo, llenan el pozo de nuestro dolor o hayan tomado la forma de una laguna.

Llorar, el peso que quita el llorar, lo mucho que nos eleva cuando las lágrimas son cálidas y de felicidad... ese parpadeo que nos hace sentir, saber y recordar que todavía estamos vivos... que somos humanos.

-------------------------------------------------


En algún momento hay que salir de la oscuridad del baño, de la frialdad de las baldosas del suelo... y darse cuenta -o más bien recordar- que más allá de esas cuatro paredes hay un mundo repleto de ganas de vernos fracasar... no le demos el gusto.
jueves, 25 de septiembre de 2008 |

Recuerdos de Humo...

" Del polvo vienes... y en polvo te convertirás..."

Anoche mientras caminaba hacia el trabajo (apurado, con ganas de llegar para poder envolverme en esa burbuja que es el restaurante y su ajetreo, y olvidarme del exterior por unas horas), atravesé una pequeña brisa impregnada con el olor de un cigarrilo, con el aroma a humo...
Fue instantáneo...ese es el olor que recuerdo -y muy vividamente- haber sentido la primera vez que, cuando niño, vine por primera vez a esta ciudad...

Recordé tanto en tan poco tiempo... todo en estos días me retrotrae a mi pasado, a mis errores, mis experiencias, mis triunfos... aquello que gane y perdí... todo.

Podría quedarme una día entero volviendo a mirar esas fotos que cuentan mi historia. Podría intentar volver en el tiempo y mirarme a mi mismo...moriría por hacer eso... Poder mirar mi pasado y mi presente a la vez, para lograr ver las fugas, las fallas, absolutamente cada detalle olvidado y reafirmarlo en mi cabeza.


Humo...ese segundo en que me llegó a los sentidos, a mi olfato, mi cerebro procesándolo... fue lo único que necesité para darme cuenta de lo rápido que se pasa el tiempo.
Pero quiero alejarme de la frase hecha... porque realmente, la conciencia que tengo hoy de lo rápido que el muy desgraciado se mueve es abrumante.


Una chispa, luego la llama... y luego ceniza,
nada más que ceniza...


Ser Mejor
es una escalera tan empinada, que a veces parece no ascender en lo absoluto, pero cuando nos detenemos en un escalón, en algún momento de nuestra vida, y miramos hacia atrás, hacia abajo... vemos que el camino recorrido queda mucho más allá de lo que creíamos. Y eso... ESO ES BUENO.





"Reangelándome" de a poco...


Ángelos
domingo, 21 de septiembre de 2008 |

Una última lágrima...

No encuentro canción en la radio que no cuente esta historia.
No encuentro canción en la radio que cuente mi lado de la historia...

-----------------------------------------------------------













Ahi va la última lágrima que lloro por tí,
y el sol se burla de mi,
secandola a medio camino hacia mi boca...

Me pregunto cuantas serán
las que habrás derramado por mí;
el número es demasiado grande, lo sé,
no puedo siquiera imaginarlo...
cuando yo con mi llanto transforme
una dulce fuente en un mar de ácido,
líquido salado, amargo, agrio.

¿Qué queda ahora? ¿Enojarme?
¿Culpar a alguien?¿Buscarle la causa?
Si en este momento no veo la más mínima de las esperanzas
aparecer al alcance de mi mano...
todas se fueron volando... todas.

Y una pregunta va a quedar en mi cabeza
hasta el dia en que la muerte llame a mi puerta:
¿Se hubiera cumplido ese futuro que soñamos juntos?
¿O no era más que una ilusión que no nos pertenecía...?

No supe amarte y sólo me queda pensar que en brazos de alguien más, cuando me olvides, podrás al fin ser feliz....

...¿A quien quiero engañar?
Esa no fue la última lágrima que voy a llorar por tí...


jueves, 11 de septiembre de 2008 |

Bitácora de una Dualidad Insoportable...

Maldito sea el día que leí el Lobo Estepario..., ese día donde creí que en mí existían más de dos seres, más de dos caras, de dos personalidades y maneras de pensar. Ese día, la idea cobró vida, se posó en sus patas traseras y me abofeteó en la cara... ¡Qué inocente era en aquellos tiempos!¡Cuántas estupideces no había cometido aún!
Por error -¿error?- dejé que ese pensamiento enraízara en mí, creciera, floreciera, se expandiera por mis extremidades y más allá de ellas... la hice mi filosofía de vida... así comprendía a las personas... ¡que equivocado que estaba! Años después el libro volvió a caer en mis manos... -ya había cometido muchos errores para entonces-. ¿SOLO DOS?, no... dos no... MILES de personajes ya vivían entre las raíces, el tronco, las ramas del árbol en el que me había convertido... se alimentaban de su savia, le robaban la luz
del sol a mis hojas...

¡DIOS! Las fuí suprimiendo, de a poco, con paciencia... día a día las iba convenciendo de que había otras raíces, otros árboles más fuertes... otras ramas más llenas de luz, vida y calor. Creí haber triunfado, pero no...

Alguien escribe por mí, alguien piensa por mí... mientras yo vuelvo a llorar, cosa que había dejado de hacer -¿me habré engañado?- por unos días... de nuevo me vuelvo a derrumbar y la única opción que veo es alejarme, irme al medio del Atlántico, a la cima más alta del Tibet, a la profundidad de un Volcán extinto y no regresar hasta que las voces restantes se hallan apagado por completo.


Un consejero y un castigador, una conciencia comprensiva, buena y un recriminador asesino, maligno.

- Tomalo con calma...

- Eso no sirve de nada, aunque es divertido como lo ilusionas.

- Yo confío en él, se que puede.

- Ni con un toque mágico podría...
- No lo escuches, solo quiere confundirte.

- Escuchame, das vergüenza.

- No le hagas caso. ¡Reacciona!

- Quizás si lo incineres te escuche...hasta que muera carbonizado.

- No tiene razón de ser, está siendo ilógico, no lo escuches...

- Unos latigazos pueden servir, o quizás un golpe con una roca.

- Recupera el control de tu cuerpo. Es tuyo.

- Nuestro... nuestro... somos tres.

- Ambos somos parte de tu mente, recupera tus pensamientos... lo que sientes no es más que lo que creas.

- Y ahora vuelves a mentirle...comienzas a caerme bien.

- No pienso moverme de aquí hasta que reacciones.

- ¡Genial! Causémosle una contínua migraña...

- Regresa, vuelve a ser lo que eres...no eras de esta forma...eres el total opuesto...jamás te dejaste caer, no lo hagas ahora...

- Desesperanza... me encanta que también la sientas.

Un Dante y un Sin Nombre...

Sentir el dolor de esa separación del ser más amado, un segundo parto... sentirse desprotegido, inseguro, sin saber a donde diablos pertenecer... al interior, al exterior...LLORAR... ESO ES LO ÚNICO QUE SE CRUZA POR LA CABEZA.

Una dualidad que me destroza los oídos, me ciega, me desgasta el cuerpo... DORMIR... si tan solo pudiera... porque hasta allí soy atacado por las arpías enviadas por ese ser que tiene mi rostro, pero una mirada malévola, cínica, pedante, y que es la encarnación de cualquier abominación que un ser humano pueda tener.


Me arrastro, me obligo a levantarme, a vivir el día... y aún así soy atacado, empujado y obligado por otros a hacer lo que quieren, a estar en situaciones que ellos creen adecuadas -para el resto y para mí
-, a pintarme una sonrisa, a respirar aire que me sabe amargo, helado, insuficiente...

¿No se dan cuenta que no me encuentro? ¿Que así retrocedo? ¿Que ese Sin Nombre gana? ¿Que me pierden? ¿Que YO me pierdo? - Así, así de complicada, espiralada y embrollada es mi cabeza...

Para gusto de más de uno...sepanlo, que el día de hoy, y no se hasta cuando... ésta dualidad que soy, éste Ángelos... está humanizado.



lunes, 1 de septiembre de 2008 |

Estaba escrito así...

"Some things are meant to be..." dice una canción...

Algunas cosas están escritas de una sola manera, y de esa única manera pueden ocurrir...

Me encanta pensar en la existencia del Destino, y se que más de una persona pone el grito en el cielo en cuanto a este tema tan trillado se refiere.

Pero vamos a lo que me interesa puntualmente: las personas que están envueltas en ese bendito destino, el enlace de destinos, de seres.

Muchas personas nuevas se han cruzado este año, creo que cada día, cada persona, cada situación -aunque repetida- me enseña algo nuevo. Hace algún tiempo que tengo otros ojos, otra mirada para con las cosas. Y a veces soy despiadado y duro, pero al instante simpático, molesto y jovial.
Puedo decir que estoy atado a mucha gente y a muchas situaciones, pero muchas -ahora lo sé- no hubieran ocurrido de dar yo el primer paso; a veces me pongo a pensar en el hecho de vivir en otro lugar, con otra situación económica y familiar, hablando otro idioma quizás, comiendo otros alimentos, respirando un aire distinto...
Cada persona es una caja negra, imposible de desmantelar sin la autorización del piloto del avión, entonces... aquí está mi duda principal:

¿Cómo pueden contenerse, entenderse y conectarse dos personas a la distancia si no están sujetos a las mismas características de las que antes hablaba?
¿Porqué a veces encontramos el consuelo en gente que vive a miles de kilómetros?
¿Qué hay de las personas que se nos cruzan en el camino? Aferrarse duele, ¿no?. Pero VALE LA PENA...

Conozco casos de mellizos o gemelos que están más que conectados, pero 9 meses en el mismo vientre creo son la excepción a esta tan complicada situación.

Más de una vez creí encontrar a un igual, a un Ángelos...pero caí en la cuenta que no, que el parecido era enorme, si...pero solo un parecido.



Y ahora, después de una busqueda inconsciente, desde que me reconocí a mi mismo como uno, intenté aplacar la soledad... Pero, esta vez se siente distinto: estoy tras el rastro de otro auténtico Ángelos. Quizás me decepcione de nuevo, quizás encuentre a un igual... Sueño con esa persona, ojalá pudiera verle el rostro, saber su nombre.
O quizás deba internarme en un hospital psiquiátrico, -¿quién sabe?- dicen que ahí la comida es abundante y saludable...

---------------------------------------------------------------
De ilusiones puede vivirse, no por completo claro está -cualquier exceso es malo-, pero sin sueños, metas o sin esperanzas... ¿quién vive?
Siguiendo esta idea, recuerdo uno de los libros que he leído, que reza: "pobre de aquel que viva sin esperanza, porque vivirá una media vida..." y ¡que razón le encuentro!.

Ángelos... me sueño encontrando a otros como yo, que sientan como yo, que no haya necesidad de explicar lo que me pasa -así de complicado como se siente y de simple como se ve-...

Buscando... por ahora.


Ángelos
martes, 26 de agosto de 2008 |

De Raiz...




Primero fui árbol,
acariciado, abrazado, atrapado
por los encantos del viento,
dos segundos después

era una maraña de ramas,
carente de hojas
que ahora se perdían en la oscuridad,

en una noche que se extendía

mucho más allá de mi alcance.


Luego, era yo mismo, descalzo,
de pie frente a las raices
arrancadas de la tierra

por la furia del viento

venido de ningún lugar...


Unos metros más allá
un ataúd se burlaba del árbol,
hundiendose mecánica y lentamente

mientras lo rodeaba una multitud...

...toda vestida de negro.
------------------------------------------------
Fingir la propia muerte es algo tan propio de la vida en las telenovelas que ya inclusive el hecho de pensarlo en la vida real sería extremista, y solo aplicable a la mismísima mafia. Bien, anoche soñé muy vividamente el momento de la muerte, el funeral, mis seres queridos llorando sobre el cajón lleno vaya a saber de que peso...

Haber estado metido dentro de un árbol azotado no fue el mejor sueño que he tenido, la verdad, pero creo que mi mente me está pidiendo a gritos que vea algo...
¿Porqué no lo logro ver?¿Qué significado se esconde detrás de causar tanto dolor injustificado a los que me aman?

Desearía encontrar a Morfeo y preguntarle directamente que es lo que quiere que entienda, porqué no puedo dormir hace tanto tiempo, porqué...

Será que hace algunas horas recordé cosas de mi pasado -cosas que tenía olvidadas- mientras intentaba dormirme, dando vuelta entre las sábanas de mi cama...


Ángelos
viernes, 15 de agosto de 2008 |

Preguntas frecuentes... en estos días.

A veces ocurre que nos ponemos en los zapatos del otro... pero no nos damos cuenta que o bien no son de nuestra talla, o los colocamos en el pie equivocado.
Siempre creí que algunas personas se hacían enormes problemas por cosas sin sentido, hasta que un buen día fui yo el que tuvo que prestar el calzado.
En este último tiempo he caído en la cuenta de que una cosa se puede ver de tantas maneras distintas como pares de ojos que la ven.
No se como explicar esto que me revuelve los pensamientos en estos días, sólo se que se está dando un cambio esencial para mi vida, como supongo -y espero, a costa de mi cordura y normalidad- se de en la de todos.

¿Existe un punto en el que todos decimos "Basta. Ya fue suficiente...", o es mejor seguir caminando hasta que nos quedemos mirando el mar al borde mismo del abismo?
¿Y si caemos?
¿Y si uno de nuestros errores arrastra a alguien más?
¿Y si el destino tiene escrito que no caigamos solos?

Se que ya son muchas preguntas, pero ¿Quién es el encargado de juzgarnos, para saber si crecimos o no? ¿Podemos tomar la responsabilidad de juzgar a otros?

Tantas preguntas, ahora lo sé, pueden volverlo loco a uno... hasta llegar al borde del llanto, a sumirnos en una incertidumbre que nos muestra una niebla nítida y sólida cada segundo que pasamos frente al espejo.

¿Luz? ¿La madurez es luz? ¿Puede guiarnos el camino aquello que nuestros padres fueron, o lo que son?
En mi opinión, cualquier consejo venido de la experiencia es una mota de brillo más que útil en esa oscuridad que nada tiene que ver con la noche...

Hay días en que uno no puede levantarse de la cama, y detesta salir de ese estado tan irreal y profundo que es el sueño... pero suele ocurrir que hasta en los sueños somos atacados por esos problemas. El subconsciente es la bomba atómica de la mente...¿no? Muestra todo aquello que no queremos ver, y es despiadado... no pregunta. Por las buenas o por las malas vemos lo que nos enseña, una, diez, cien veces...


¿Alguna vez se han sentido hastiados de ustedes mismos? ¿Sintieron que necesitaban encontrar un lugar para alejarse, arrancarse las vestiduras... y gritar hasta lastimarse las cuerdas vocales?
Yo sí, y detesto decirlo -pero un amigo me hizo prometer que iba a utilizar una palabra- pero he estado deprimido, sin rumbo, sin saber que quiero o no quiero...y cuando se está así, sin querer puede lastimarse a mucha gente en el camino. Y también, como un agregado que se ajusta perfectamente a esta nada agradable situación, cometí un error aún más grave: pretender que no ocurría nada, poniendo una sonrisa de oreja a oreja para que el resto no me pregunte si estaba bien o no - ya no puedo jactarme tanto de ser capaz de esconder mis emociones, me he estado lastimando por tanto tiempo...-

"No hay peor ciego que el que no quiere ver" -dice el dicho-. Pues bien, habrá que abrir los ojos bien grande, comenzar a buscar la luz y encontrar el camino.

-No, todavía no lo encontré, pero tengo la esperanza que es sólo cuestión de tiempo...-


Ángelos